Experta asegura que incremento de solicitudes de refugio en Chile es por la democracia

Autor: R. R.

“Chile está de moda porque acaban de realizarse elecciones presidenciales en un marco de total democracia y transparencia del proceso. Eso es muy relevante", dijo la académica de la Usach, Carmen Norambuena.


Un crecimiento de 799% experimentaron las solicitudes de refugio hacia nuestro país en 2017. Esto, en comparación a 2015, año en que se levantaron 629 requerimientos. Según información obtenida por La Tercera, vía Ley de Transparencia, el año pasado hubo 5.656 peticiones y hasta el 28 de febrero de 2018 ya se registran 2.229 solicitudes. Quienes encabezan este tipo de trámites son colombianos, cubanos y venezolanos.

Chile recibió en promedio 15 solicitudes de refugio al día en 2017

Para la Directora del Centro de Estudios Migratorios (CEM) de la Universidad de Santiago de Chile, Carmen Norambuena, uno de los principales factores que explican esta significativa alza de requerimientos es la imagen de una democracia consolidada que exhibe nuestro país en el exterior.

“Chile está de moda porque acaban de realizarse elecciones presidenciales en un marco de total democracia y transparencia del proceso. Eso es muy relevante, porque se demuestra que el juego democrático en el país es de larga data, lo que representa una ventaja para quienes vienen”, asegura.

“Nuestro país tiene larga data en el tema del reconocimiento del refugio”, agrega Normabuena. “En el siglo XIX, Sarmiento o Alberdi huyeron de la dictadura de Rozas en Argentina y vinieron a Chile. En la mitad del siglo XX, judíos y españoles también llegaron masivamente a Chile por persecuciones o dictaduras que sufrían”, explica.

Por otra parte, la especialista agrega que la economía nacional también opera como una buena carta de recomendación para Chile. “Los indicadores, no obstante los altibajos, tienen un signo positivo, lo que hace que la gente quiera venir”, afirma. “Los migrantes que han llegado traen a sus familiares o comunican que es posible sobrevivir en este país y que es fácil ingresar. Esos llamados han hecho que la cifra de migrantes aumente y ya estamos bordeando los 600 mil, lo que representa un número altísimo”, enfatiza.

Finalmente, la académica reconoce que quedan muchas tareas pendientes en materia de migración, ya que las condiciones para que los extranjeros vivan y trabajen en Chile muchas veces no son las óptimas. “Aquí en Chile tenemos la política del ‘mientras tanto’: ‘mientras tanto’ sale la ley, hacemos algo en salud; ‘mientras tanto’ sale la ley, favorecemos a los indocumentados; etcétera. Pienso que esa ley debe ser despachada dentro de este año, porque los migrantes no pueden esperar más”, concluye.

Seguir leyendo