Ezzati y decisión de no nombrar a decano de Teología UC: “Es un gesto de respeto”

Ezzati
El cardenal Ricardo Ezzati argumentó su decisión como “de gobierno pastoral”. Foto: Mario Tellez

Arzobispo de Santiago, quien dejará en manos de su sucesor la designación, aseguró que “estoy trabajando a tiempo completo”. Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica, dijo “estar plenamente de acuerdo con la determinación del cardenal”.


“En primer lugar, la decisión ha sido un acto de gobierno, pensado y responsable. Una de las buenas prácticas de quienes están terminando el ejercicio de sus responsabilidades es dejar amplia libertad a quien le sucede para escoger a sus colaboradores”, afirmó a La Tercera el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, respecto de la carta que envió al decano de Teología de la Universidad Católica, Joaquín Silva, el pasado 26 de enero.

En la misiva, cuyo contenido fue difundido por La Segunda, el prelado señaló que no participaría del proceso de elección de decano de la facultad de Teología de la UC, que debiera concretarse durante este mes de febrero, sino que dejaría la decisión en manos del nuevo arzobispo que debe nombrar el Papa Francisco.

La máxima autoridad de la Iglesia de Santiago indicó que “esto, además del buen sentido, está contemplado en la legislación canónica y en los estatutos de la universidad. Insisto, ha sido un acto deliberado de gobierno, entre los tantos que diariamente decreto en mi servicio pastoral”. Y agregó que “no se trata de una decisión política, sino de un gesto de respeto hacia una facultad que es emblemática para la Iglesia y para la misma universidad”.

Respecto de suspicacias sobre su trabajo en la Iglesia de Santiago, el prelado aseguró que “estoy trabajando a tiempo completo, como he tratado de hacerlo a lo largo de toda mi vida pastoral. La labor en la arquidiócesis -desde el momento en que el Santo Padre ha pedido la disponibilidad de cuatro obispos auxiliares de Santiago, para asumir la responsabilidad de administradores apostólicos de Valparaíso, Rancagua, Talca y Osorno, y del vicario judicial para la diócesis de San Felipe- se ha multiplicado”.

En este tiempo, el único obispo auxiliar que queda en Santiago, Cristián Roncagliolo, participó durante octubre en el sínodo de los obispos, en Roma; en enero viajó a la Jornada Mundial de la Juventud, en Panamá; y actualmente se encuentra de vacaciones.

“Gracias a Dios, la salud me ha acompañado, lo mismo que la corresponsabilidad de los vicarios episcopales, que generosamente colaboran en servir tantas necesidades pastorales de las personas de la arquidiócesis”, señaló Ezzati. “De mi fundador, san Juan Bosco, he aprendido que lo que la Iglesia nos pida, nunca es demasiado”, finalizó.

En las últimas semanas, de hecho, Ezzati nombró a nuevos párrocos y publicó las líneas pastorales para 2019-2020, con un capítulo alusivo a la prevención de abusos y el deber de que las denuncias vayan a la justicia civil.

Reacciones

Su determinación fue respaldada por el rector de la casa de estudios, Ignacio Sánchez: “Estoy plenamente de acuerdo con la decisión del cardenal Ezzati”, afirmó, agregando que “esta decisión la conversamos en conjunto con el cardenal y Gran Canciller, y consideramos de común acuerdo que era lo mejor, ya que el decano (Joaquín) Silva podía seguir cumpliendo sus obligaciones con plenos poderes hasta que asuma el nuevo arzobispo y Gran Canciller, quien retomará el proceso de elección y confirmación de decano de Teología”.

En tanto, el decano de la facultad en cuestión, Joaquín Silva, detalló que “él (Ezzati) hace tiempo que nos ha comunicado que las decisiones más importantes se las dejará a su sucesor”. Esto, según Silva, lo habría informado al poco de presentar su renuncia por edad, al cumplir 75 años. “Desde entonces, el liderazgo pastoral se ha ido debilitando”, manifestó.

Consultado respecto de las relaciones entre el arzobispo y la facultad, el decano puntualizó que “no hay quiebre, pero sí distanciamiento, ya que desde el último año cada vez ha estado menos presente en la facultad y universidad”. El 29 de abril de 2018, Ezzati designó como vicegran canciller de la UC al sacerdote Tomás Scherz.

La académica de Teología, Claudia Leal, opinó que a los académicos de su generación les “cuesta comprender el sentimiento de ansiedad e incertidumbre que afecta a algunos por el retardo en éste y otros nombramientos”. Agregó que la facultad tiene un plan de desarrollo hasta 2023, el cual “es la hoja de ruta de nuestro quehacer”.

La terna para ocupar el cargo de decano está compuesta por Joaquín Silva, Claudia Leal y Fernando Berríos.

#Tags


Seguir leyendo