Con festival de selfies y turistas partió marcha blanca del viaducto

Tras la caminata inaugural del Presidente Sebastián Piñera, el Cau Cau hoy fue cruzado por cientos de vehículos y comenzó a instalarse como nuevo paseo.


El Cau Cau, que finalmente hoy pudo se utilizado, de inmediato se convirtió en un hito turístico de la zona. Todo Valdivia sentía curiosidad por saber cómo era el viaducto que une Isla Teja con el sector de Las Ánimas, obra que nunca pudo ponerse en servicio por severas fallas en su construcción. Para su debut, había filas de vehículos y familias esperando poder cruzar y sacarse selfies.

Carlos García, vecino de avenida España, cruzó lentamente en su automóvil los cerca de 300 metros de extensión del puente: “Toda la gente que venía a la ciudad quería visitarlo, era un tema. No pude dejar de estar acá y enviar fotos para contarles a mi familia y amigos”.

Tras él, una caravana de autos pasó por la vía. Los conductores y pasajeros grabaron imágenes con sus celulares para enviarlas a sus contactos. Era un boom.

La apertura del proyecto, que estuvo paralizado durante tres años, fue hecha mediante una ceremonia encabezada por el Presidente Sebastián Piñera, quien no pudo aterrizar a la hora programada por razones climáticas. Por la tarde, a su arribo, hizo una emblemática caminata por el puente. “Cau Cau significa gaviota grande y nosotros no podíamos permitir que esta gaviota no viera la luz del sol y terminara en un fracaso”, dijo, sobre el primer proyecto de proporciones que inaugura en este mandato.

La apertura del puente será parcial, pues permitirá solo el tránsito de vehículos ligeros. Para controlar el peso se dispusieron pórticos donde habrá funcionarios observando y fiscalizando. Además, la velocidad permitida a los vehículos será de 20 kilómetros por hora.

El ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, señaló que por ahora no se alzarán los brazos, pues se deben terminar los estudios técnicos. “Eso dirá si se requiere una reparación o una construcción nueva”.

Por el viaducto también podrán pasar peatones y ciclistas a través de una senda demarcada. Mario, trabajador del Parque Saval, contó que junto a sus compañeros estaban expectantes hacía días sobre este evento. “Ya no voy a tener que darme una tremenda vuelta para llegar a mi trabajo. Antes tenía que tomar un colectivo y pasar por el puente Pedro de Valdivia, donde había mucho taco”. Precisamente, las autoridades plantearon que esta nueva ruta ayudará a descongestionar el centro de Valdivia y conectará sectores que están lejos del casco histórico.

El vecino Raúl Enrique Godo también visitó el Cau Cau. “Es un paseo bonito para un día feriado. Por mucho tiempo esperamos con ilusión que esto resultara”, relató. Junto a decenas de personas, recorrió el puente de ida y regreso. Además, los ciclistas coparon las sendas especiales para ellos.

Otros residentes se mostraron críticos del hito. “Más que nada, esto sirve como símbolo turístico, porque no podrán pasar camiones y n o será basculante”, dijo un estudiante de Enfermería de la Universidad Austral.

El ministro de Obras Públicas detalló que ponerlo en marcha de forma provisoria y mantenerlo de manera horizontal tiene un costo de $ 50 millones mensuales.

Seguir leyendo