Fiscalía argentina imputa por homicidio a chofer de bus volcado en Mendoza

bus

Nicolás Bordón

Leonel Quiroga enfrenta una pena de ocho a 25 años de prisión por el cargo de "homicidio simple en tres hechos".




La fiscalía argentina imputó hoy por homicidio simple al conductor del autobús chileno que se accidentó este viernes en la cordillera de Los Andes tras rozar con otro vehículo, lo que dejó tres niños fallecidos y otras 20 personas heridas.

El acusado es Leonel Quiroga, chileno de 39 años, que, según varios testigos, manejaba el bus a "gran velocidad" y realizaba maniobras peligrosas minutos antes del siniestro, ocurrido en la provincia argentina de Mendoza.

Según revelaron fuentes judiciales a la agencia estatal Télam, el fiscal de instrucción Carlos Torres, a cargo del caso, acusó a Quiroga de "homicidio simple en tres hechos", por lo que, en caso de ser condenado, se enfrenta a una pena de ocho a 25 años de prisión.

Por el momento, el conductor permanecerá en el Centro de Detención Judicial.

En la madrugada del viernes, este autobús de la empresa chilena Meltur rozó con otro a la salida de un túnel, lo que produjo el "desbarranco" del vehículo, en el que iban un total de 35 pasajeros y dos conductores.

El accidente se produjo en la carretera que baja desde el paso fronterizo Cristo Redentor, en la Cordillera de los Andes y el principal entre Argentina y Chile, en una zona de cuervas, cerca de la localidad de las Cuevas.

La mayoría de los viajeros eran jóvenes de una delegación deportiva de la escuela de fútbol Colo-Colo de la comuna de Quilicura, al norte de Santiago de Chile, que se dirigían a Paraguay.

En el accidente murió niña de 10 años y dos chicos de 13 y 16.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.