Fiscalía de Coquimbo confirma hallazgo de cuerpo de ciudadano venezolano víctima de derrumbe minero

Las autoridades informaron que durante esta tarde pudieron dar con los restos de Rony Delgado, quien llegó a Chile en 2019 en busca de una mejor situación económica. Recinto colapsó a mediados de junio tras una lluvia, lo que reactivó el debate sobre la regulación de faenas mineras de baja escala.




El peor de los escenarios se corroboró esta tarde: la Fiscalía Regional de Coquimbo, junto a la Seremi de Minería confirmaron el hallazgo del cuerpo si vida del ciudadano venezolano Rony Delgado, víctima de un derrumbe en un campamento minero ubicado en un cerro en Ovalle.

“Es un escenario doloroso para la familia. Estamos tranquilos porque cumplimos con el objetivo de encontrarlo y la familia podrá despedirse de él. En tanto, la Fiscalía investiga todos los intersticios y lo que se debe investigar en accidentes como éste”, dijo el Fiscal Regional, Adrián Vega.

El Secretario Regional Ministerial de Minería, Emilio Lazo, dijo que se encontró el cuerpo y cumplir con el anhelo de la familia. “Hoy día estamos satisfechos de cumplir el objetivo de encontrarlo (Rony Delgado), cumplir con las familias para que puedan despedirse de él de manera adecuada y mejor. Agradecer a las personas y en todo momento vimos con la energía con que colaboraban con este objetivo”, resumió.

En la edición de Domingo de La Tercera se describió la historia de Delgado, quien salió en 2017 de la ciudad de Maracay, en Venezuela, en búsqueda de mayor estabilidad económica. Allá quedaron su hija Milagro, a su madre Ana, su hermana Ana Karina y su sobrina, con la promesa de enviarles dinero y encontrar un lugar para vivir.

Antes de llegar a Chile en el año 2019 estuvo en Colombia y Perú. Hace aproximadamente un año, Delgado comenzó a ocuparse como minero en una faena cerca de Ovalle, y de lunes a viernes trabajaba y dormía en el cerro.

El pasado 23 de junio llovió en la mina, aunque la mayoría de los trabajadores decidió bajar a dormir a sus casas, Delgado y otro trabajador se quedaron en el campamento de la mina. Durante ese día, el campamento de descanso de la mina de cobre La Condesa, en Panulcillo, se derrumbó. Desde ese día no se supo más de Delgado, su compañero fue encontrado sin vida en los primeros días.

El trabajo para dar con Delgado solo se fue complicado ya que el lugar se transformó en una grieta gigante que tragaba tierra, lo que dificultaba el retiro de piedras para poder buscar a alguien. También el hecho reactivó el debate sobre la regulación de la minería pequeña: se descubrió que el sitio tenía túneles antiguos que no estaban contemplados y que podrían haber facilitado el derrumbe.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.