Fiscalía inicia investigación de oficio por denuncia de trabajadores de comunas en cuarentena detectados en Falabella de Parque Arauco

Se indaga si las personas se encontraban "escondidas" en la bodega, como se señaló en primera instancia. Tienda dice que trabajadores realizaban "labores logísticas". Autoridad cursó un sumario sanitario.




La Fiscalía Oriente inició una investigación de oficio luego de que se detectara la presencia de 21 trabajadores en la tienda Falabella de Parque Arauco, quienes pertenecían a comunas en cuarentena, lo que, según la norma sanitaria vigente, está prohibido.

El hecho fue denunciado ayer por el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, en medio de una fiscalización a centros comerciales de esa comuna, que hoy se encuentra en la etapa de Transición. Ahí, Lavín sostuvo que habían recibido denuncias donde se señalaba que empresas “escondían” a trabajadores en las bodegas al momento de ser fiscalizadas. Sin embargo, no dio nombres de dichas firmas. “Nos llegan mensajes de que en algunos lugares esconden a los trabajadores en la bodega cuando vienen los fiscalizadores”, fue lo que señaló ese día.

Hoy, el intendente metropolitano, Felipe Guevara, señaló que “ayer en un local de Falabella Parque Arauco (...). Descubrimos a 21 personas que les pidieron que se escondieran en una bodega para evitar la fiscalización, 21 trabajadores de comunas que están en cuarentena”.

Sin embargo, más tarde, dijo que tras reunirse con el gerente de la empresa “hay un error en parte de la información. Lo que señala la empresa, con cuyo gerente conversé el día de hoy, es que estaban con permisos. Eso habrá que resolverlo en el contexto del sumario sanitario, y que realizaban labores de logística”. Añadió que la firma “asumió un compromiso de seguir desarrollando esas labores pero con trabajadores que no vengan de comunas que están en cuarentena”.

Efectivamente, ayer, Falabella, mediante un comunicado, señaló que “los trabajadores que se encontraban en Falabella Parque Arauco estaban realizando labores de distribución logística, por lo que contaban con todos sus permisos correspondientes al día y en regla. Dicha tienda está cerrada para venta al público desde el 19 de marzo pasado”.

“Para Falabella Retail la salud de sus trabajadores es una prioridad, por lo que se han implementado estrictos protocolos de seguridad y prevención”, aseguró la marca.

Por su parte, el ministro de Salud, Enrique París, dijo en el balance diario que la información “fue desmentida hoy día en la mañana en los medios de comunicación”. Sin embargo, luego, señaló que “fuimos informados en la mesa de decisiones en la mañana que la empresa había hecho el desmentido”.

“Si había trabajadores provenientes de comunas que están en cuarentena, no pueden trabajar en comunas que están en transición”, añadió Paris.

De acuerdo a la fiscalía, que se encuentra recabando antecedentes de este hecho, un empleador que ordena a sus trabajadores en cuarentena a ir presencialmente al trabajo arriesga una pena de cárcel que va de 1 días a 3 años, y multas que van de $1.007.440 a $10.074.440.

Además, si el empleador aportó información falsa para obtener permisos arriesga una pena de cárcel que va de 61 días a 3 años y multas que van de $302.232 a $503.720. Además, se cursó un sumario sanitario a la firma.

Comenta