Caso Catrillanca: fiscalía inicia tercera ronda de declaraciones a expolicías detenidos

GopeWEB filmación

El exsargento de Carabineros Carlos Alarcón

El Ministerio Público busca saber cuál habría sido la instrucción de los mandos a los efectivos del Gope. Sargento que grabó el video declaró hoy.




En la audiencia de formalización del viernes pasado, en que se levantaron cargos a cuatro excarabineros del Gope por el operativo en que resultó fallecido el comunero Camilo Catrillanca, el fiscal del caso, Roberto Garrido, dijo "uno podría pensar que otras personas estaban involucradas en la obstrucción". Esta frase retrata lo que se viene para el Ministerio Público, pues hoy se inició la tercera ronda de declaraciones de los imputados en el caso.

El objetivo de la Fiscalía de La Araucanía es saber si los expolicías recibieron alguna instrucción de un superior al momento de entregar su primera versión al Ministerio Público, la que se concretó cinco horas después de que la fiscalía pidiera que declararan. En estos testimonios omitieron detalles del operativo que después resultaron clave para aclarar la muerte de Catrillanca. Entre estos, que uno de ellos sí portaba una cámara y que no habrían sido objeto de disparos antes de que abrieran fuego.

El primero en entregar su versión fue el sargento Carlos Alarcón, imputado por el homicidio del comunero, quien la noche del domingo envió un video, a través de WhatsApp, a sus colegas del Gope. El registro fue rápidamente reenviado a distintos funcionarios de la policía uniformada, lo que generó una investigación interna de Carabineros, ya que no se pueden usar celulares en recintos policiales que funcionan como centros de detención.

En el video, el exsargento Alarcón señaló que "hay gente que nos hizo mentir. (...). Todavía falta que salgan cosas a la luz". Estas palabras abrieron distintas interrogantes, las cuales ya estaban siendo periciadas por la fiscalía, pues para los investigadores existe la sospecha de que los imputados no idearon solos su declaración conjunta, la que fue entregada el 15 de noviembre en la fiscalía.

Para saber a quiénes se refería Alarcón, el ente persecutor tomó declaración al imputado durante dos horas, entre las 16.00 y las 18.00 de hoy. La importancia de la diligencia llevó a que no solo Garrido haya estado en el interrogatorio, pues también estuvo presente el fiscal regional Cristián Paredes.

Todo comenzó en horas de la mañana de hoy, cuando Garrido acudió hasta la Segunda Comisaría de Temuco, donde están recluidos los imputados, para preguntar a Alarcón si estaba dispuesto a declarar para ahondar en lo que había expresado en el video. El exuniformado accedió, pero con la condición de que se llevara a cabo en la Fiscalía Regional de La Araucanía.

Así, para esta y la próxima semana se pretende citar al resto de los imputados: el sargento Raúl Ávila y los cabos Braulio Valenzuela y Patricio Sepúlveda. Se les consultará si recibieron algún tipo de instrucción antes de entregar su testimonio a los fiscales.

En ese sentido, aunque aún la fiscalía no cuenta con antecedentes concretos que los involucren en actos ilícitos, la fiscalía irá escalando en la línea de mando, para conocer cuál fue el rol de los oficiales en el caso.

En el listado de jefes de los exfuncionarios del Gope están el coronel (R) Jorge Contreras, el general (R) Mauricio Victtoriano, el general de zona Andrés Gallegos y el jefe de la Dirección Nacional de Orden y Seguridad, Christian Franzani.

Los nombres de los altos oficiales ya han sido mencionados en algunas declaraciones. Por ejemplo, el exjefe de Fuerzas Especiales de la zona, coronel (R) Jorge Contreras, dijo a la fiscalía que luego del operativo se hizo un informe visado por todos los mandos que estaban en la región.

Sobre este documento, Contreras señaló que "ese informe fue visado también por el general (Mauricio) Victtoriano y también por el general (Andrés) Gallegos. También fue revisado por un abogado que acompañaba al general Christian Franzani, quien llegó hasta el lugar de manera urgente desde Santiago y se incorporó en horas de la noche. Una vez completamente corregido fue enviado a la Dirección Nacional de Orden y Seguridad, a cargo del general Franzani".

Comenta