Fiscalía solicita a la Fach todas las comunicaciones del C-130 antes de que desapareciera

Imagen-A_UNO_677714_WEB

Hoy debería llegar a la zona el buque científico Cabo de Hornos (imagen de archivo).

Un avión G-IV institucional trasladó la evidencia biológica al SML de Santiago. Hoy, en tanto, se efectuaron ceremonias religiosas en recuerdo de los 38 pasajeros.




Continúan las diligencias del fiscal regional de Magallanes, Eugenio Campos, para determinar qué ocurrió con el avión C-130 "Hércules ", que desapareció el lunes, en el Paso Drake, rumbo a la Antártica, con 38 personas a bordo.

Entre las últimas pesquisas investigativas, el persecutor solicitó a la Fuerza Aérea (Fach) el historial completo de comunicaciones del avión siniestrado antes de que desapareciera. Habitualmente, los pilotos de este tipo de aeronaves mantienen un contacto permanente con las torres de control que monitorean los viajes, por lo que este peritaje sería fundamental para la indagatoria, considerando que en un viaje a la Antártica existen lo que se denomina "puntos ciegos", en los cuales las naves pierden contacto con los controladores de tierra.

Estas pesquisas se suman a las ya realizadas por efectivos de la PDI, durante la semana pasada, en las cuales se hizo una fijación fotográfica y audiovisual de las piezas halladas del "Hércules". El Ministerio Público, por ahora, está indagando el delito de presunta desgracia, por haber tres civiles a bordo del avión. De determinarse el fallecimiento de las víctimas, la figura penal podría cambiar a un cuasidelito de homicidio.

El fiscal Campos, en tanto, una vez que abrió la investigación se ha mantenido en contacto permanente y fluido con la Fach, para recabar los antecedentes necesarios. Además, el ente persecutor también solicitó información a la empresa fabricante del avión, la corporación Lockheed Martin, a la cual se le pidieron los números de serie de los mantenimientos y condiciones de los repuestos de la aeronave.

Hoy, en tanto, se efectuaron ceremonias religiosas simultáneas en Santiago y Punta Arenas para recordar y homenajear a las 38 personas del vuelo. Mientras, un avión G-IV, de la Fach, trasladó toda la evidencia biológica al SML de Santiago, para su peritaje forense.

En cuanto a las tareas de búsqueda de los restos en el Mar de Drake, al cierre de esta edición era inminente la llegada del buque científico AGS-61 Cabo de Hornos, de la Armada, equipado con ecosondas multihaz de alta y media profundidad, para reforzar la operación.

Comenta