"Fotoincidentes": la nueva estrategia de Metro para informar sobre el cierre de estaciones

disturbios en metro

Desde la semana pasada, cuando se cierra un acceso, la empresa publica imágenes de las protestas en el entorno de la red y dentro de andenes, como una forma de explicar la interrupción del servicio.  




Ya se ha hecho frecuente que durante el día se cierren parcialmente algunas estaciones de Metro para los pasajeros, producto de manifestaciones que ocurren dentro y fuera de la red. Estas circunstancias se vienen dando desde hace un mes y medio, tras el estallido social. Y el principal canal de comunicación de la empresa para informar sobre el estado de sus servicios a los usuarios es Twitter. Allí está novedad, ya que desde la semana pasada, la estatal publica imágenes de las protestas que son registradas con sus cámaras.

El 29 de noviembre se usó esta estrategia por primera vez, a las 13.30 horas, cuando la estación Tobalaba cerró, debido a que "personas intentaron forzar el acceso", según se indicó en la red social. El lunes recién pasado la empresa también posteó el cierre temporal de Irarrázaval "por disturbios", mostrando la fotografía de personas encapuchadas en las afueras de la estación.

Rodrigo Martin, académico de la U. de Santiago y director de Smartcity, señaló que con esta determinación "posiblemente Metro busca justificar sus decisiones después de la crisis".

Agregó que "es compresible que la empresa extreme sus medidas tomando en cuenta los ataques ocurridos, pero cualquier cierre debe ser evaluado de la manera más cuidadosa posible, porque miles de personas necesitan viajar en la red".

Ariel López, investigador del Núcleo Movilidades y Territorios (Movyt), afirmó que le "sorprende" que a siete semanas de los ataques ocurridos en la red -donde 13 estaciones registraron incendios mayores-, la empresa "muestre fotos de personas reclamando, pero ninguna imagen de quienes quemaron las estaciones".

Sostuvo que cuando ocurren manifestaciones, "la respuesta de Metro es cerrar la estación y no se detienen los trenes; una medida violenta para todos y por eso, acto seguido, todos los pasajeros adhieren a la manifestación".

Al respecto, Metro informó que, por ejemplo, el  29 de noviembre pasado, cuando 12 estaciones no pudieron operar normalmente, "se determinó realizar accesos controlados y cierres momentáneos de estaciones, con el fin de resguardar la seguridad de los pasajeros y trabajadores".

Sobre las imágenes difundidas, la compañía añadió que de manera constante se informa a los pasajeros "sobre el estado del servicio por todos los canales de comunicación con que se cuenta, con el fin de poder entregar información clara y oportuna que permita tomar decisiones sobre cómo continuar los viajes y saber lo que está ocurriendo en la red. En ese contexto y con ese fin, algunas publicaciones en redes sociales son acompañadas por imágenes que cumplen con la normativa legal vigente".

Viajes

Luego de los ataques al Metro, que dejaron con severos daños a la red y cuyos costos se estiman en US$ 376 millones, se encuentran operativas 102 estaciones, de un total de 136 accesos que posee. Así, la afluencia de usuarios se ha ido incrementando. El punto más alto de pasajeros se presentó el viernes pasado, con 1.806.338 usuarios.

La afluencia de pasajeros en la red de Metro entre el lunes 25 y viernes 29 es la siguiente:

  • Lunes 25 de noviembre: 1.784.217
  • Martes 26 de noviembre: 1.665.260
  • Miércoles 27 de noviembre: 1.674.569
  • Jueves 28 de noviembre: 1.732.782
  • Viernes 29 de noviembre: 1.806.338
  • Lunes 2 de noviembre (hasta las 11 AM): 689.454

Comenta