Galli por estado de excepción en la macrozona sur: “Tenemos un corto plazo para demostrar que la presencia de las Fuerzas Armadas tiene un efecto que permite a los ciudadanos sentirse con mayor normalidad”

"La peor imagen que podemos dar como país es lo que ha venido ocurriendo en la macrozona sur. Camiones quemándose en plena carretera, viviendas siendo incendiadas, policías y civiles que resultan mal heridos como consecuencia de disparos", dijo el subsecretario del Interior.




El miércoles se publicó en el Diario Oficial el decreto que rige para el funcionamiento del estado de excepción para las provincias de Biobío y Arauco, en la Región del Biobío, y en las provincias de Cautín y Malleco, en la Región de La Araucanía.

Con la medida las Fuerzas Armadas tienen la potestad legal de colaborar con las policías en la zona, en situaciones como prestar apoyo logístico, de vigilancia, de transporte y tecnológico a los procedimientos que se desarrollen.

El gobierno tomó la decisión considerando los hechos de violencia en el territorio, la presión de los parlamentarios y dirigentes de la zona y descomprimir las manifestaciones de los camioneros en el lugar.

Hoy, en radio Duna, el subsecretario el Interior, Juan Francisco Galli, señaló “la peor imagen que podemos dar como país es lo que ha venido ocurriendo en la macrozona sur. Camiones quemándose en plena carretera, viviendas siendo incendiadas, policías y civiles que resultan mal heridos como consecuencia de disparos o incluso funcionarios policiales que son asesinados por violentistas o terroristas. Efectivamente, la medida de estado de excepción fue una medida que nosotros lo que hicimos fue evaluar la experiencia de año y medio donde tuvimos estado de excepción de catástrofe por razones del Covid. Lo que hicimos fue sacar una buena evaluación de lo que fue la presencia de las Fuerzas Armadas en apoyo de las policías en ese lugar”.

Tuve diversas conversaciones con embajadores que me hacían ver el temor que tenían algunos inversionistas o cierta inquietud respecto a que algunas inversiones extranjeras ubicadas en la macrozona sur se pudiera ver afectadas por esta violencia”, aseguró.

En esa línea, explicó que “este estado de excepción constitucional dura 15 días, 30 con la prórroga y después vamos a tener que ir al Congreso a solicitar una nueva prórroga. Y eso implica que tenemos un corto plazo para demostrar que la presencia de las Fuerzas Armadas en colaboración con las policías tiene un efecto que permite a los ciudadanos sentirse con mayor normalidad, no tener que salir de sus casas, no tener que salir a trabajar, no tener que despedirse de sus familias pensando que pueden ser víctimas de la violencia o incluso que no van a volver a sus casas”.

Respecto a qué pasará luego del plazo inicial que contempla la medida, dijo: “Lo vamos a tener que evaluar en los 15 días, porque el Presidente tiene que tomar la decisión de si prorrogar o no. Lo más probable es que en 15 días no vamos a poder evaluar mucho. Esto tiene que ser tomado como una situación temporal, pero que deberíamos evaluar para ver si esas capacidades que pusimos extraordinariamente a disposición de las policías producen el efecto deseado. Porque si el efecto deseado se produce hay que tomar decisiones un poquito más de largo plazo”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.