Gobierno acuerda con empresas del cordón industrial Quintero-Puchuncaví la reducción inmediata de operaciones

Autor: La Tercera

FOTO: DEDVI MISSENE

La decisión se adoptó con el objeto de asegurar que entre este domingo y la entrada en vigencia del decreto, no se generen condiciones adversas para la salud de las personas debido a la calidad del aire.


Debido a los reportes de malas condiciones de ventilación atmosférica, el Gobierno acordó con las empresas del cordón industrial Quintero-Puchuncaví la suspensión de faenas y la adopción de resguardos especiales para reducir sus actividades emisoras.

La decisión se adoptó con el objeto de asegurar que entre este domingo y la entrada en vigencia del decreto, no se generen condiciones adversas para la salud de las personas debido a la calidad del aire.

“Tras intensas gestiones, y atendidas las malas condiciones del aire de los próximos días, el Ministerio de Medio Ambiente logró que a partir de la noche de este sábado Codelco, Enap Quintero, Oxiquím, GNL Quintero y AES Gener asumieran el compromiso de adoptar medidas que están contempladas en el decreto supremo, aún cuando éste no esté tomado de razón ni publicado, para prevenir la emisión de elementos contaminantes en sus faenas”, señala un comunicado de la Intendencia de Valparaíso.

Junto con ello, se indica que las medidas que adoptarán incluyen reducir el flujo de soplados, evitar la simultaneidad de operaciones, prohibición de “venteos” de gases y paralizar manutenciones y lavado de estanques.

“La instrucción de adoptar estas y otras medidas de manera obligatoria serán parte de las facultades que tendrá el Ministerio de Salud una vez que se apruebe el decreto supremo ingresado el viernes a Contraloría”, indica el documento.

La noticia llega en momentos que se confirmaron siete nuevas intoxicaciones y a un día de que la comunidad retorne a clases a partir de este lunes.

El senador Francisco Chahuán (RN) valoró la medida y espera que en un futuro sean las empresas las que tengan que cerrar y no los colegios. “Esperamos que de acá en adelante cuando las empresas contaminen no sean los colegios los que tengan que cerrar, si no que las empresas dejen de funcionar. Creemos que esto va en la dirección correcta. Estas empresas deben someterse a una reducción permanente de las emisiones”, señaló el parlamentario.

Seguir leyendo