Gral. Ricardo Martínez asumió como 60° comandante en jefe del Ejército

La Presidenta Bachelet impone la condecoración “Collar de la Gran Cruz” al general Ricardo Martínez.

En la Escuela Militar, la Presidenta Michelle Bachelet oficializó ayer al sucesor del general Humberto Oviedo. “A mis camaradas de armas los exhorto a seguir trabajando cohesionados”, dijo el nuevo alto oficial.


“Las autoridades nacionales, mis conciudadanos y, por cierto, todos mis camaradas de armas pueden tener la más absoluta certeza de que entregaré todas mis capacidades y competencias para el fiel cumplimiento de esta responsabilidad, para que perseveremos y mantengamos en alto la historia más que bicentenaria, consecuentes con la permanente vocación de estar al servicio de Chile”.

Estas fueron las primeras palabras que el general Ricardo Martínez Menanteau entregó ayer como nuevo comandante en jefe del Ejército, en reemplazo de Humberto Oviedo.

Tras una ceremonia realizada en la Escuela Militar, en la comuna de Las Condes, se oficializó el cambio de mando, luego de que el pasado 15 de noviembre la Presidenta Michelle Bachelet lo designará para el cargo, en el cual se desempeñará hasta 2022.

Tras la lectura del decreto de nombramiento por parte de la subsecretaria para las FF.AA., Paulina Vodanovic, la Presidenta impuso la condecoración “Collar de la Gran Cruz” al general Martínez.

Simultáneamente, se efectuó el cambio de gallardete de mando, los honores de cañón con salvas de reglamento y se le entregó el sable del primer comandante en jefe del Ejército, por parte de la Presidenta de la República, símbolo de autoridad y mando de sus sucesores, momento en que asumió oficialmente el mando de la entidad castrense.

Para que el alto oficial pudiera asumir, el gobierno debió aplicar el denominado Decreto con Fuerza de Ley N° 1 de 1997, cuerpo legal considerado como sucesor de la llamada “Ley Canessa”, mediante el cual se prorrogó durante unos meses la carrera militar del nuevo CJ, quien en diciembre pasado debió haber pasado a retiro. Hoy asumió la comandancia en jefe de la institución militar con 38 años de servicio.

La ceremonia fue encabezada por la Presidenta Michelle Bachelet, en medio de los rumores que circularon durante toda la semana por un posible cierre del penal Punta Peuco, que acoge a ex uniformados condenados por crímenes de DD.HH. También asistieron el Mandatario electo, Sebastián Piñera, y el ministro de Defensa, José Antonio Gómez; entre otras autoridades del país.

En su discurso, Menanteau, quien se convirtió en el 60° comandante en jefe del Ejército, también abordó las diversas crisis que ha debido enfrentar la institución, como el caso del fraude. “Continuaremos trabajando en diversos ámbitos de la gestión institucional con las nuevas autoridades de la Defensa, de forma de asegurar y dar cuenta oportuna del correcto uso de los recursos entregados”.

El nuevo titular de la institución tiene 58 años, es oriundo de Santiago y desde 1976 forma parte del Ejército, fecha en la cual ingresó a la Escuela Militar, donde se graduó de alférez en enero 1980, en el arma de infantería.

Proveniente de una familia militar, sus hermanos también fueron parte de la institución. Antes de asumir el cargo, Martínez había sido ascendido en 2013 al grado de general y asumió como subjefe del Estado Mayor General, alzándose como jefe en diciembre de 2015.

Seguir leyendo