Incidentes en Santiago: Interior detecta que se repiten zonas del estallido

Los policías recibieron ataques por bombas molotov mientras se desarrollaban los incidentes del lunes, en la comuna de El Bosque. Foto: Reuters

Los desmanes del lunes se registraron en los mismos seis lugares que fueron objeto de ilícitos durante los meses de noviembre y diciembre de 2019.




En la mañana del lunes, cuando era el primer día hábil de la cuarentena que tiene confinada a un 90% de la Región Metropolitana como medida para frenar la propagación del coronavirus, violentos incidentes se registraron en la comuna de El Bosque. Según informó la policía, un grupo de 50 personas atacó con piedras y elementos incendiarios a personal de Carabineros.

Con el correr de las horas, situaciones similares se replicaron en otros seis puntos de la Región Metropolitana: Estación Central, San Bernardo, Recoleta, Melipilla, Peñalolén y Quilicura. Estos desmanes encendieron las alertas de las policías por una eventual nueva crisis social, ahora en un contexto peor, por la pandemia del Covid-19.

Los desórdenes incluyeron barricadas, quema de buses, enfrentamientos con Carabineros y lanzamiento de bombas molotov. Todo, mientras la capital se encuentra en cuarentena total y con toque de queda.

Es por eso que para el gobierno estas situaciones “son doblemente graves”. En el Ejecutivo, además, apuntan a un “aprovechamiento” de lo que comenzó como una manifestación en El Bosque por gente que pedía ayuda, para terminar en desmanes en los mismos puntos donde post 18 de octubre de 2019 se registraron algunos de los hechos más violentos de la crisis social.

En ese sentido, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, explicó a La Tercera que “ha habido actividad de parte de grupos asociados al anarquismo, a la violencia que estaba asociada a las personas privadas de libertad post 18 de octubre. Y lo que vimos ayer fue en los lugares donde ocurrían este tipo de hechos hace uno o dos meses. Además, estas situaciones coinciden con el séptimo mes del 18 de octubre del año pasado”.

Uno de los puntos que volvió a ser foco de ataques fue la Subcomisaría de Peñalolén, una de las unidades de Carabineros más atacadas durante la crisis.

El subsecretario Galli indicó que “son prácticamente los mismo lugares donde habíamos vistos desórdenes durante noviembre y diciembre del año pasado. Ahora, esto es muchísimo más grave en época de pandemia, dado que no solo se reúne gente en toque de queda, sino que, además, generan un riesgo para los todos los demás”.

En cuanto a los desórdenes registrados en El Bosque, el hecho que más alertó a las policías fue el elevado número de bombas molotov que tenían los encapuchados, lo que fue advertido por Interior en la querella presentada contra los detenidos durante la jornada.

En el documento se expuso que “personal de la Dirección de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar) comunica que existirían dos individuos fabricando y manipulando artefactos tipo molotov (…). Se encontraron en su poder 12 botellas fabricadas”.

Así, la jornada dejó un saldo de 43 personas detenidas, la mayoría por los incidentes en El Bosque, donde el gobierno también se querelló por robo en lugar no habitado (saqueo en una tienda de balones de gas) y desórdenes.

Por el saqueo, el Ministerio Público formalizó a 10 personas, de las cuales nueve quedaron en prisión preventiva. El gobierno valoró la decisión del Poder Judicial y señalaron que el objetivo es lograr condenas, como la sentencia de este martes en contra de uno de los detenidos por bombas molotov durante la crisis, con tres años de presidio de pena efectiva.

Cruce político

Los desmanes del lunes también encendieron acusaciones cruzadas. El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, dijo en Radio Duna que “es absolutamente irresponsable aprovecharse de la circunstancias actuales para exacerbar, tensionar y llamar a la gente a movilizarse. Esto no es el 18 de octubre”. Añadió, apuntando al Frente Amplio y al Partido Comunista (PC), que “se dedicaron a exacerbar las dificultades que todos sabemos que tenemos. Lo que hay que hacer hoy es colaborar (...), no hacer esfuerzos para polarizar el país. Es incomprensible que hayamos tenido dirigentes políticos dedicados a intentar reponer un ambiente de confrontación en medio de la pandemia”.

Sus palabras encontraron respuesta en el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, quien sostuvo que “son declaraciones que están de más; en este momento lo que tenemos que hacer es contribuir a buscar soluciones (...). La política dejémosla en cuarentena”.

La Araucanía

No solo en la Región Metropolitana hay alerta sobre la situación del orden público. En La Araucanía también hay preocupación, aunque los delitos han experimentado una baja del 16%.

Este martes Carabineros de Fuerzas Especiales (FF.EE.) frustró un atentado incendiario en contra de una camión, en la ruta que une las comunas de Angol con Collipulli.

Comenta