Las fórmulas del Ministerio de Transportes para rebajar el pasaje a la tercera edad

EFECTO-EVASION-METRO021-9WEB

Gobierno anunció acuerdo para rebajar 20% del pasaje en buses para la tercera edad, en 2020. Hoy, en cuatro capitales regionales se aplican descuentos.




Un millón 500 mil adultos mayores de los grupos más vulnerables del país podrían ser beneficiados con una rebaja en la tarifa en buses urbanos, según anunciaron el Ministerio de Hacienda y parlamentarios de diversos sectores esta semana, en el marco de un acuerdo que se tomó para el Presupuesto 2020, el cual se discute en el Congreso.

Hoy, en cada comuna del país rigen diferentes valores en los pasajes de la locomoción colectiva: por ejemplo, en el Gran Santiago, la tercera edad debe pagar $ 700 en los buses de Red, la tarifa más cara a nivel nacional, mientras que en Punta Arenas, los adultos mayores cancelan el monto más bajo, con $ 170, pues el Fisco entrega un subsidio especial.

En el Ministerio de Transportes se informó que existen rebajas establecidas por los operadores en Iquique-Alto Hospicio; Rancagua; el Gran Concepción y la capital de Magallanes (ver infografía). En la cartera aclaran que hay descuentos para la tercera edad en el Metro de Santiago, donde se pagan $ 230, beneficio al que acceden 370 mil personas a través de una tarjeta que entrega la empresa estatal.

¿Cómo se establecería un descuento en todas las comunas del país? La ministra de Transportes, Gloria Hutt, explicó ayer que "hay que mirar la fórmula más eficaz. En el Presupuesto 2020 se deben aprobar los recursos para financiar la medida, los que aún no están definidos". Así, una opción para la cartera es que en el marco de una licitación de los servicios, se le pida como condición rebajar el valor de la tarifa, tal como se ha hecho en otras comunas.

Guillermo Muñoz, exdirector del Transporte Público Metropolitano, explica que en el caso de Santiago, los usuarios deberían tener acceso a una tarjeta bip! especial para hacer efectivo este descuento, "lo que es simple de resolver y depende de que la empresa Sonda, que administra el equipamiento tecnológico de Transantiago, implemente el nuevo valor en los sistemas y equipos de los buses".

Cristóbal Pineda, académico del área transportes de la U. de Chile, añade que los valores para la tercera edad son aún más altos fuera del radio del Transantiago, por ejemplo, el recorrido Santiago-Talagante, donde los jubilados deben cancelar $ 1.400, además de la tarifa en el área urbana. "Urge un descuento regulado", dice.

Beneficios

En Valparaíso, la tarifa por viajar entre esa ciudad y Viña del Mar asciende a $ 530, lo que es considerado "excesivo" por las agrupaciones de la tercera edad. Luisa Sepúlveda, vocera de la mesa comunal de adultos mayores de esa zona, cuenta que han reunido 18 mil firmas de vecinos para solicitar este descuento, pues "lo consideramos un derecho; en otros países, los pasajes son gratuitos, aun cuando tienen mejores pensiones". Calificó el anuncio del gobierno de rebajar en 20% el pasaje como "bajo", por lo que dice tener "esperanza de que en la votación en sala suba el porcentaje".

El cambio en el valor del pasaje podría implementarse en Valparaíso de manera inmediata, en caso de que la Contraloría apruebe el "perímetro de exclusión" o contrato entre el ministerio y los operadores locales, donde ya se establece la ayuda.

En el caso de Punta Arenas, el alcalde Claudio Radonich cuenta que la tarifa de los buses es más baja que en el resto del país porque operan a gas -combustible más barato-, pero que también "existe conciencia social de que los bienes y servicios son más caros en la zona, por lo que hay un esfuerzo especial en la comuna para que los jubilados tengan beneficios en diversas áreas".

En el país, también hay subsidios especiales a 865 servicios de transporte marítimo, aéreo y terrestre, además de descuentos en trenes de EFE.

Click en la infografía para ampliar.

Comenta