Lo bueno de volver a clases

1WEB

Ya se viene marzo, y con ello, el regreso al colegio. La Tercera Mini consultó a niñas y niños de entre 7 y 14 años para conocer qué nota le ponen al retorno escolar. La mayoría coincide en el deseo de reintegrarse, porque echa de menos a sus amigos y quiere jugar con ellos en los recreos. Otros esperan mejorar en los ramos que no les va tan bien.


Alexis Moreno Cáceres (7), Colegio Mariano Egaña: "Lo que más me gusta es jugar con mis amigos"

Alexis tiene 7 años y pasó a segundo básico en el colegio Mariano Egaña, en Peñalolén. El año pasado tuvo promedio 6,7, y Lenguaje fue el ramo en el que mejor notas logró. "Me gusta Lenguaje porque me gusta leer, es mi ramo favorito. También Matemática, porque a veces me saco nota 7, aunque una vez me saqué un 1", cuenta.El ramo que menos le agrada a Alexis es Historia. "Dura como 40 minutos y es muy aburrido. No es interesante, solo cuentan cómo murió Arturo Prat", sostiene.La peor nota, dice, la tienen los baños de su colegio, porque están destrozados y cochinos. De todos modos, disfruta las clases, "me gusta ir para aprender, porque eso me da más inteligencia", señala.En los recreos juega con sus amigos al fútbol, al taca taca, y a su juego favorito: los "espadachines". "Es un juego que inventamos con mis amigos. Hacemos unas espadas con diario y luchamos todo el recreo", relata.Cuando grande, Alexis quiere er soldado. Dice que nadie le dio la idea y que quiere defender al planeta.

Antonia Vásquez Salamanca (9), Colegio Saint Andrew: "Quiero saber quiénes van a ser mis compañeros nuevos"

Antonia, de 9 años, echa de menos ir al colegio porque allí está con sus amigos y lo pasa bien. Pero incluso, aunque no estuvieran, asegura que le gustaría seguir yendo porque aprende mucho. Pasó a tercero básico con promedio 6,9, en el colegio Saint Andrew."Mis clases favoritas son las de Gimnasia. Y lo que menos me gusta es Religión y Música. Me gusta hacer piruetas y darme vueltas de carnero", comenta de sus clases.Dice que las mejores fechas en el colegio son a principio y a fines de año, porque los dejan ver películas y hacen actividades, como para Navidad. "Y lo más bacán son los días viernes, porque dan comida rica en el colegio, y los últimos jueves de todos los meses, porque nos dejan ir con ropa de calle", cuenta.Cuando grande, Antonia quiere ser "doctora de guaguas para hacer una nueva vida".Dice que aunque lo ha pasado bien en las vacaciones, "al final siempre quiero volver, porque quiero saber quiénes van a ser mis profesores y compañeros nuevos".

Benjamín Merani Chaigneau (12), Colegio The Angels School: "Me gusta estar con mis amigos y jugar ping pong"

Benjamín tiene 12 años, pasó a séptimo básico con promedio 5,8 en el colegio The Angels School, en Ñuñoa. Cuenta que quiere volver al colegio, pero a veces no tiene tantas ganas. "Me gusta estar con mis amigos y jugar ping-pong, porque soy uno de los que más gana. Tengo muchos amigos, pero no quiero volver al colegio porque me he peleado con hartos y volver a verles las caras no me atrae", relata.Esa pelea, recuerda, fue por un juego. "Yo no soy picado, pero un amigo sí, entonces peleamos", detalla.El ramo que menos le gusta, dice, es Matemática, le va mal. "Yo lo eliminaría de los ramos, pero es fundamental para la vida. Tampoco me gusta Historia. Cuando era más chico me gustaba porque hablábamos de los dioses y esas cosas, pero ahora solo hablan del gobierno antiguo y todo eso", comenta.Sus ramos preferidos son Educación Física, Artes y Tecnología. "Me gusta hacer mucho deporte. Me gusta dibujar, pintar y crear cosas. También me encanta Ciencias Naturales, porque quiero ser veterinario cuando grande", indica.

Elisa Elosúa Montt (14), Liceo Bicentenario de Cauquenes: "Me causa intriga saber qué me van a enseñar"

Elisa, de 14 años, dice que está nerviosa de pasar a primero medio. Ella asiste al Liceo Bicentenario de Cauquenes, en la Región del Maule, y pasó con promedio 6, siendo Inglés su ramo favorito. "Se me hace fácil escribir, escuchar y leer en inglés, pero no tanto hablarlo, porque me cuesta pronunciar algunas palabras", afirma. La materia que menos le gusta es Matemática. "Se me dificulta mucho, de hecho fue el único promedio rojo que tuve el año pasado", indica.Señala que quiere entrar a clases, porque aprende mucho. "Es interesante también porque nunca sabes lo que va a pasar en los dos semestres. Me causa intriga saber qué me van a enseñar y si me va a ir bien o no. Me gustaría mejorar mis notas y pasar con promedio sobre 6", sostiene."Lo que menos me gusta es ver a algunos profesores que son pesados y estrictos. En cambio, el director es supersimpático. Él no tiene la obligación de hablar con los alumnos, pero en los recreos va y nos pregunta cómo estamos y conversa con nosotros", dice.Le gusta el taller de cheerleader, donde practica su elasticidad, equilibrio y algunas piruetas. Cuando sea grande quiere ser psicóloga para ayudar a la gente, explica.

Comenta