Los gastos de las comunas en cuarentena: desde comida y vales de gas hasta féretros

Empresa contratista realiza arreglos de los Paraderos de la locomoción colectiva de la Esquina de Vicuña Mackenna con la Alameda, sector Plaza Italia, los cuales se encontraban destruidos desde el comienzo del estallido social el 18 de octubre del 2019 Foto : Andres Perez

Uno de los problemas de los municipios es que tienen menos ingresos por la postergación de permisos de circulación. La mayoría ha reorganizado sus gastos, eliminando ítems como eventos públicos, viajes y talleres para adultos mayores.




Una serie de ajustes presupuestarios han debido realizar las comunas que están en cuarentena, para ayudar a familias de menores ingresos, a adultos mayores y a los enfermos de Covid-19. Las principales inversiones corresponden a entrega de cajas de alimentos y a un refuerzo de los centros de salud, pero también aparecieron nuevos ítems, como la entrega de vales de gas, servicios funerarios y hasta apoyo para arriendos.

El problema es que los nuevos gastos llegaron en momentos en que los presupuestos municipales han resultado impactados, debido a que tienen menores ingresos por la postergación de los permisos de circulación y las patentes municipales. Ante ello, la Subsecretaría de Desarrollo Regional entregó un fondo solidario de $ 80.960 millones.

En Providencia han destinado $ 614.038.783 a la compra de alimentos, insumos de protección personal y medicamentos para familias vulnerables. Además, invirtieron $ 415 millones en los Centros de Salud Familiar y el Servicio de Atención Primera de Urgencia.

Los recursos -informan- se han obtenido al redestinar presupuestos y eliminar gastos en ciertas áreas. “Con el apoyo del concejo hemos podido reorganizar nuestro presupuesto, redestinando ciertos gastos, como los eventos municipales, actividades públicas e incluso los talleres de adultos mayores, que hoy día no se pueden realizar, para apoyar áreas prioritarias”, dice la alcaldesa, Evelyn Matthei.

En La Florida, el alcalde, Rodolfo Carter, sostiene que se han invertido $ 4 mil millones en beneficios sociales, lo que incluye canastas de alimentos, 200 mil balones de gas y la compra de 130 mil pollos en este periodo, entre otros.

En el área de la salud, la inversión asciende a $ 2 mil millones, en médicos a domicilio, test PCR y la implementación de un centro de atención denominado “Espacio Dignidad”, destinado a pacientes con complicaciones respiratorias. “Esta es la crisis más grande que ha tenido La Florida en su historia, lo que ha implicado también la inversión más alta desde que existe la comuna”, sostiene Carter.

En el caso de La Pintana, la alcaldesa, Claudia Pizarro, coincide que en este periodo se ha invertido un presupuesto “histórico”, que asciende a $ 2.700 millones. Sin embargo, remarca que los recursos entregados por el gobierno llegaron a $ 1.350 millones: “Dejamos de invertir en deportes y cultura, y tampoco hemos realizado eventos y celebraciones”.

En el sector salud han adquirido test para detectar Covid-19, se compraron dos ambulancias e implementaron la visita de médicos a domicilio. También contrataron a empresas sanitizadoras de espacios públicos. En este municipio, además, han colaborado con la compra de féretros para familiares de fallecidos por Covid-19.

Remedios a domicilio

En la comuna de Santiago, una de las más golpeadas por la pandemia, el alcalde, Felipe Alessandri, señala que el concejo ha aprobado la compra de “10 mil cajas de alimento, a lo que se suma un gasto de alrededor de $ 2.500 millones en sanitizaciones, salud, vales de gas, remedios a domicilio desde los consultorios y arriendos de autos”. Además, ya tenían gastos producto de la recuperación de espacios públicos tras el estallido social.

En Peñalolén, la alcaldesa, Carolina Leitao, dice que se han invertido este año más de $ 800 millones en ayuda social, el doble que el año pasado. “Los recursos son usados para la compra de cajas de mercadería, aportes a las cocinas solidarias, pañales para adultos y niños, y apoyos que se hacen a personas que requieren ayuda para pagar el arriendo del lugar donde viven”, sostiene la edil.

También se implementó un fondo concursable para emprendedores locales que han debido reconvertirse.

En Renca, en tanto, el alcalde, Claudio Castro, afirma que este año han tenido una merma de ingresos de $ 5 mil 600 millones por el no pago de patentes y permisos, pero que los gastos han ido en alza. A la fecha han invertido $1.500 millones en ayuda social, como alimentos, elementos de protección personal y programas de sanitización en las calles. Solo en el ámbito de la salud, esta comuna ha gastado $ 815 millones, principalmente en personal adicional, una ambulancia y la ampliación de la sala de urgencia del consultorio.

Comenta