Mantienen tregua en conflicto entre alcalde y “ñañas” en Temuco

Las “ñañas” (abuelas) mapuches realizaron protestas en la ciudad.

Las comerciantes mapuches que laboran en el centro de la ciudad conseguían que no se multe a sus compradores.


En una aparente tranquilidad se mantenían hasta hoy las mujeres mapuches, conocidas como “ñañas”, que se dedican a comercializar hortalizas en el radio céntrico de Temuco. Esta actividad, tradicional en la ciudad, fue interrumpida por la orden de despejar las veredas de la capital de La Araucanía de comerciantes ambulantes, dispuesta por mandato municipal.

La determinación ocasionó protestas de las afectadas, que derivaron en enfrentamientos con unidades de la 2° Comisaría de Carabineros de Temuco, encargada de llevar adelante la medida.
Integrantes de la agrupación mapuche Folil Mapu mantienen desde marzo pasado una pugna territorial con el municipio local con el fin de poder continuar vendiendo sus productos, especialmente en el perímetro céntrico.

El alcalde de Temuco, Miguel Becker, decidió erradicar el comercio clandestino en la ciudad, y a inicios de este mes dio comienzo al cobro de multas, que llegan a 164 mil pesos, aplicadas a quienes sean sorprendidos comprando en los puestos de verduras y alimentos instalados en las calles.

Desde entonces, las movilizaciones, marchas y enfrentamientos con la policía uniformada protagonizados por las hortaliceras mapuches se sucedieron en la capital regional. Tras el incidente más grave, ocurrido el lunes pasado, finalmente las vendedoras volvieron a instalarse en la vía pública para vender sus productos, en espera de las negociaciones que les permita flexibilizar la medida y permanecer en el centro de la ciudad.

“Por ahora, dieron la orden que nosotras, como ‘ñanas’, (en el marco del respeto a la mujer mayor tradicional en la cultura mapuche) no nos molesten. Vamos a poder estar tranquilas por esta semana”, explicó Magaly Marilao, socia de la agrupación Folil Mapu.

“Hablamos con la directora de la Dideco y nos dijo que a nosotras no nos van a molestar. Según ella, nos tienen una solución dentro del perímetro, así que vamos a ver qué pasa”, agregó.

Dicho perímetro abarca las calles Rodríguez, Claro Solar, General Mackenna y Vicuña Mackenna.
La integrante de la agrupación, conformada por 60 mujeres mapuches jefas de hogar, hizo notar la difícil situación económica que viven las hortaliceras.

“Todas tenemos familia, con hijos chicos, y somos de bajos recursos. Traemos nuestros productos de temporada y nos han confundido con el comercio ambulante, pero ese no es nuestro tema”, recalcó.

“Obviamente, si nosotros nos quedamos vendiendo en el centro, a los compradores no los van a multar y eso lo vamos a establecer cuando firmemos”, aseguró Marilao, quien dijo que esa debería ser una de las cláusulas del acuerdo que estarían dispuestas a firmar con el municipio.

En torno a la decisión de erradicar el comercio ambulante, el alcalde Becker indicó que ella se debe a la necesidad de realizar un ordenamiento del centro de Temuco.

“Se supone que estamos buscando instalar una mesa de trabajo para ponernos de acuerdo en que quiere la ciudad con respecto al tema del comercio ambulante, ya que más de 90 % aprueba las medidas de ordenamiento”, recalcó.

“Tenemos que buscar la fórmula y en eso estamos. Vamos a seguir haciendo reuniones de trabajo, procurando llegar a algún tipo de acuerdo que sea lógico para todas las personas”, agregó. Por ello, “he solicitado a Carabineros, que ya no se accione más. Queremos hacer un trabajo sin generar ningún tipo de violencia. Hay que tener algunas consideraciones especiales que hay que buscar la difícil forma de llegar a algún tipo de acuerdo”, sostuvo el jefe comunal, quien indicó que el problema abarca a “120 personas. Todas son productoras y 118 vienen de otras comunas”, dijo.

Seguir leyendo