Ministro Cisternas se reúne con pleno de la Corte de Apelaciones de Rancagua tras remoción de jueces: "El hecho mismo está superado"

DSC_0061

Además el magistrado señaló que durante este tiempo el tribunal de alzada ha tenido una sala extraordinaria y que ha sacado 240 causas durante este tiempo. Respecto a los nuevos nombramientos, afirmó que "necesitamos actuar con bastante rapidez".




Esta jornada el ministro vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas llegó hasta la Corte de Apelaciones de Rancagua para mantener una reunión con el pleno del tribunal. ¿El motivo? Evaluar la situación de la corte luego del proceso disciplinario que terminó con la remoción de dos de sus miembros: Emilio Elgueta y Marcelo Vásquez.

Dicha situación concluyó el pasado 26 de agosto, cuando el pleno del máximo tribunal decidió la máxima sanción contra ambos. En el caso de Vásquez fue en votación dividida y en el caso de Elgueta fue de forma unánime.

https://www.latercera.com/nacional/noticia/la-trastienda-la-expulsion-dos-expresidentes-la-corte-apelaciones-rancagua/798322/

Más allá de los dos ministros sancionados, la Corte de Rancagua tiene otra baja más. Se trata del también magistrado Marcelo Albornoz, quien se suicidó en su domicilio el pasado 3 de agosto y que también estaba enfrentando una investigación administrativa en su contra.

Dos semanas después de la remoción de Elgueta y de Vásquez el Poder Judicial comenzó formalmente el control de daños respecto al tribunal de alzada.

Luego de la reunión de esta mañana, Cisternas afirmó que "programé pasar por Rancagua para informarme directamente de los señores ministros cuál es la situación de la Corte, su nivel de trabajo, sus aspiraciones y las distintas actividades que tienen programadas".

"Han estado con el mismo empeño de siempre, tramitando las causas e incluso la Corte tiene una sala extraordinaria que funciona hace tres meses, la que ha sacado 240 causas en este tiempo", puntualizó el ministro.

En relación a los procesos disciplinarios vividos por los ministros de la corte, afirmó que "el hecho mismo está superado ya que terminó el proceso disciplinario y tendrá prontamente que declararse vacantes los cargos y procederse a nombrar a los reemplazantes. En eso tenemos que esmerarnos mucho para que sea más rápido de lo habitual, ya que esos nombramientos suelen ser lentos, y en este caso son tres cupos, por lo que necesitamos actuar con bastante rapidez".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.