Muertos por Covid-19: Una curva que inquieta y un conteo pendiente

En los últimos cinco días se han informado 298 decesos por Covid-19, un cuarto del total de toda la pandemia. Foto: Mario Téllez

Ayer fue el día con más fallecidos de toda la pandemia, con 75, pese a que no se aplicó un cambio metodológico que debiera aumentar los decesos diarios. La tendencia preocupa y expertos advierten de un “subregistro”.




El ejercicio aparece claro a la vista. Al superponer la curva de evolución de casos de Covid-19 en Chile con la de aumento de fallecidos, ambas tienen una trayectoria prácticamente idéntica y correlacionada, aunque con dos semanas de desfase. La tendencia fue advertida antes por expertos de países como Corea del Sur, Gran Bretaña y Estados Unidos: el virus es una enfermedad con un ciclo lento y, por lo tanto, hay un desfase de entre 14 y 21 días entre el diagnóstico y los decesos, pero ambas curvas suelen parecerse.

Para Chile, eso no es una buena noticia. Este martes el Ministerio de Salud informó la cifra más alta de decesos en un reporte diario: 75 personas. Y eso sin incluir un cambio de metodología que, según los expertos, debiera aumentar el conteo al considerar a quienes han muerto antes de que su examen confirme si son casos positivos o no.

Mauricio Canals, médico salubrista de la Universidad de Chile, lo expresa así: “Lo que tenemos proyectado es que debieran seguir aumentando los decesos para, posiblemente, llegar a los 100 casos diarios hacia fines de esta semana. Mañana (hoy) de todas maneras habrá un incremento de los decesos por el cambio metodológico que incorporará los casos probables, pero que no son tan sospechosos, porque en la realidad es casi seguro que sean pacientes Covid-19”.

Pero con la tendencia en alza y en medio de las modificaciones metodológicas, el tema de cómo se cuentan los fallecidos por Covid-19 -que este domingo superaron las mil personas en lo que va de pandemia- se instaló como un punto relevante en la agenda del gobierno.

El nuevo estándar

“Es importante registrar y reportar muertes debido al Covid-19 de manera uniforme”, abre el punto tres de “Guías internacionales para la certificación y clasificación del Covid-19 como causa de muerte”, un documento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del 16 de abril. Dice ahí que el virus debe ser “registrado en el certificado de defunción para todos los decesos que la enfermedad ha causado, o se asume que ha causado, o ha contribuido a la muerte”.

Aplicar este parámetro instruido por la OMS había sido planteado por distintas voces en las últimas semanas, hasta que este lunes el Ministerio de Salud anunció que se ceñiría a éste, sin esperar que el examen PCR que se realiza dé positivo. Entremedio, hubo sucesivas controversias ante las divergencias en las estadísticas sobre el fallecimiento de personas por el virus. Como el detalle de fallecimientos por comuna, que no ha sido informado por el Minsal, pero sí lo expresaba un informe de la Unidad de Gestión de Camas Críticas (UGCC) de dicho ministerio publicado el domingo por La Tercera. El asunto llevó anteayer al alcalde de Renca, Claudio Castro, a pedirle al gobierno entregar ese desglose: sus registros municipales contaban 22 fallecimientos por Covid-19, pero el Minsal contaba nueve.

En el balance de este martes el cambio no se concretó, aunque hubo un lapsus de confusión. Primero, la subsecretaria Paula Daza dijo que los 75 fallecimientos -una muerte cada 19 minutos- se contaron bajo “la nueva metodología” y que en total las defunciones “asociadas a Covid-19” sumaban 1.188. Sin embargo, instantes después el ministro Jaime Mañalich deshizo lo anterior y ante una pregunta de la prensa dijo lo contrario: “En este número no aplica todavía el nuevo criterio”.

Pero en rigor tampoco la cifra correspondió a las personas que perecieron ayer, dado que, además, informó de una “corrección”, debido a que “aceleramos el procesamiento de muestras” de PCR pendientes. Graficó eso diciendo que entre los 75 casos, 31 tienen fecha de defunción anterior al 25 de mayo.

Otras estadísticas recién levantadas por organismos ajenos al Minsal dan pistas de hasta dónde puede crecer la cifra y tener una idea de cuántas personas perecen. Pero ya hay voces que advierten que un balance definitivo no se podrá hacer hasta mucho más adelante y que persiste una porción sin conocer.

Casos sospechosos

Por ejemplo, lo que la OMS recomendó y el ministerio está por aplicar ya lo hicieron los especialistas de la Sociedad Chilena de Medicina Intensiva (Sochimi), que en conjunto con sus pares de Urgencias y Anestesistas -entre otras especialidades- levantaron su medición diaria. Y los números son mayores de los informados por la autoridad en el mismo lapso.

En las últimas 24 horas de mayo, el día 31, el informe dio cuenta de 60 decesos solo en la Región Metropolitana. De ellos, 31 adultos en las Unidades de Paciente Crítico o UPC, 28 de los cuales fallecieron cuando estaban conectados a ventiladores mecánicos invasivos. Otros 26 perecieron en urgencias, dos en máquinas de anestesia y uno en pediatría. En esas mismas 24 horas, el Minsal computó 59 defunciones, pero en todo el país. El informe de los Intensivistas sí contabilizó los casos sospechosos.

“A pesar de que en nuestra encuesta preguntamos por fallecidos Covid positivo, es probable que -sobre todo en la urgencia- tengamos un porcentaje de respuesta de fallecidos que son sospechosos, y que están en espera de su Covid positivo antes de fallecer”, explica Tomás Regueira, presidente de Sochimi.

Pero, además, la organización dice que la cifra probablemente es mayor, porque solo pudieron recopilar datos en el 59% de los servicios de urgencias de la RM: “Están muy colapsados, ha sido difícil en algunos centros encontrar personas que nos puedan reportar la información fidedigna”, dice Regueira.

El otro dato a considerar es el alza de fallecimientos totales entre mayo de este año y mayo pasado. El Registro Civil fijó ayer en 4.933 las muertes en la Región Metropolitana en mayo, versus 3.779 registradas en el mismo mes del año pasado. Una diferencia o “exceso de muertes” -en terminología estadística- de 1.154 personas.

Comenta