Informe ACNUDH: "Mujeres se vieron afectadas por violaciones a los DD.HH., incluyendo violencia sexual"

24 de Febrero de 2012.

AYSEN - PUERTO AYSEN - PROTESTAS - DEMANDAS - DEMANDAS SOCIALES - MANIFESTACIONES - ENFRENTAMIENTOS - HABITANTES - FUERZAS ESPECIALES - CARABINEROS - PAG018 24 de Febrero de 2012. Hoy 24 de Febrero Carabineros realizo una fuerte represion a los habitan...

El documento también detalla maltrato a adolescentes, trabajadores de la salud, casos de xenofobia, homofobia y personas con discapacidades físicas.




El Informe de Naciones Unidas sobre el estallido en Chile también añade un punto destacado en relación al impacto en "personas y grupos específicos": Niñas, niños, adolescentes y jóvenes, mujeres, personas defensoras de derechos humanos y periodistas, y trabajadores de la salud y voluntarios, entre otros.

En el primer punto, el documento se enfoca en estudiantes de secundaria y universitarios, estableciendo que "han habido al menos 374 violaciones a los derechos humanos a los derechos de los niños, niñas y adolescentes, representando al menos el 14% de los heridos en el contexto de la protesta", recordando que anteriormente la UNICEF y la Defensoría de la Niñez habían expresado su preocupación sobre el hecho que más del 10% de las personas detenidas fueran niñas, niños y adolescentes.

Más adelante, el informe destaca el hostigamiento o ataques a líderes estudiantiles y estudiantes por las fuerzas de seguridad debido a su papel en las protestas.

"El 22 de octubre, la líder estudiantil Valentina Miranda (19) junto con otros dos estudiantes, fue arrestada por la policía después del toque de queda en Santiago. Estaban "caceroleando" como una señal de protesta en una esquina de la calle cuando Carabineros intentó arrestarlos, incluso entrando al edificio al cual los estudiantes habían huido. La información disponible indica que Carabineros los golpeó y los arrastró fuera del edificio, antes de arrojarles gas pimienta y llevarlos a una comisaría. Los estudiantes alegan haber sido blanco específico de dichas agresiones", señala.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) también revela que ha reunido información sobre casos en que Carabineros, utilizando gases lacrimógenos y armas de perdigones, ingresó a escuelas y universidades en diferentes ciudades del país, a veces interrumpiendo las clases y sin una orden de allanamiento.

"El 5 de noviembre, Carabineros ingresó a una escuela secundaria en Santiago (Liceo 7 Teresa Prat) utilizando armas antidisturbios, debido al riesgo de que estudiantes se tomaran la escuela. Dos alumnas resultaron heridas, incluida una que recibió 10 heridas de perdigones en la pierna", indica el documento.

Mujeres

En el caso de las mujeres, el informe afirma que "se vieron afectadas por todas las modalidades de las violaciones a los derechos humanos, siendo más expuestas a la violencia sexual".

De acuerdo al Ministerio Público, de las 2.141 personas que han presentado denuncias relacionadas con violaciones a los derechos humanos, 525 son mujeres (25%). De las 8.812 detenciones registradas por el INDH, éste registró a 1.300 mujeres y a 180 niñas detenidas (alrededor del 17%).

Asimismo, la ACNUDH recibió relatos de insultos y lenguaje sexista por parte de Carabineros y del Ejército contra las mujeres.

Defensores de derechos humanos y medios de comunicación

Por otro lado, el ACNUDH informó de restricciones en el trabajo de monitoreo del INDH, y en algunos casos represalias por parte de las fuerzas de seguridad, incluyendo insultos o amenazas.

"La policía golpeó a un camarógrafo del INDH mientras caminaba de regreso a casa después de una manifestación el 25 de octubre en Santiago. Aunque se identificó dos veces como personal del INDH, fue golpeado con bastones/lumas en la cabeza, las manos y las nalgas", detalla.

"El 29 de octubre, un miembro del personal de INDH recibió siete disparos de perdigones en su espalda y piernas mientras estaba monitoreando una protesta en Santiago, a pesar de estar debidamente identificado. Otros dos miembros del INDH también fueron heridos por disparos de perdigones de armas antidisturbios. El personal del INDH informa que enfrentaron restricciones para acceder a los vehículos en los que las personas fueron detenidas y fueron insultados por miembros de la policía", agrega.

Asimismo, el 26 de noviembre, se hizo pública la información por parte de la directora de Amnistía Internacional Chile, Ana Piquer, quien había recibido una amenaza de muerte vía correo electrónico, mismo día que Amnistía Internacional publicara sus conclusiones preliminares sobre la situación en Chile.

En cuanto a los medios de comunicación, el documento indica que "el 21 de octubre Lukas Jara Muñoz (21 años), fotógrafo del Diario Concepción, resultó herido a raíz de disparos con armas antidisturbios por parte de las Fuerzas Especiales de Carabineros, quienes le habrían apuntado directamente a mientras Lukas Jara tomaba fotos de una niña detenida durante una manifestación en Concepción".

El informe añade también que al día siguiente, también en Concepción, Alejandro Torres (44 años), camarógrafo del canal de televisión Mega, fue herido por un disparo por parte de Carabineros mientras cubría el saqueo de un supermercado.

"Como resultado de las heridas de perdigones, perdió la visión en un ojo", asegura el ACNUDH.

Trabajadores de la salud y voluntarios

La ACNUDH también revela casos en que Carabineros les habría disparado o arrojado gases lacrimógenos mientras voluntarios y trabajadores de la salud prestaban asistencia de primeros auxilios a los manifestantes heridos. En el caso del Cuerpo de Bomberos de Chile, se destaca el caso de Ariel Bravo, Vicesuperintendente de Bomberos de Talca, a quien habrían llevado en un autobús de la policía, donde habría sido insultado señalando que "los bomberos estaban protegiendo a los criminales que protestaban".

Homofobia y maltrato a personas discapacitadas

El documento indica que según el Ministerio Público, del total de personas que han presentado denuncias de violaciones de derechos humanos, 13 han sido identificadas como mapuche.

Además, a esto se suma información sobre varios casos de personas LGBTI que sufrieron violencia sexual y recubrieron insultos homofóbicos durante los arrestos.

"Por ejemplo, Mauricio (20) fue llevado a una estación de policía y, cuando no pudo quitarse un aro de la oreja debido a manos temblorosas, Carabineros se lo habría arrancado y a él lo habrían tirado al suelo. Habría luego sido golpeado con un bastón e insultado con expresiones homofóbicas ("maricón culeao")", asegura el informe.

"El 30 de octubre en Temuco, Mauricio (29) y otros miembros de un grupo que aboga por la diversidad sexual, fueron detenidos mientras manifestaban. Según su relato, Carabineros arrojó a Mauricio al suelo, empujó su rostro hacia el piso y uno de los carabineros procedió a arrodillarse sobre su cabeza. Mientras esto sucedía, Carabineros usó insultos homofóbicos", añade.

De acuerdo al Ministerio Público, del total de personas que han presentado denuncias por violaciones a los derechos humanos, ocho de ellas se han identificado como personas LGBTI.

Finalmente, la ACNUDH agrega información sobre el supuesto trato discriminatorio de las fuerzas policiales hacia los migrantes, con casos de malos tratos en los que las personas fueron severamente golpeadas mientras eran insultadas con expresiones xenófobas y amenazadas de deportación. Se incluyen 41 extranjeros de Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Haití, Perú, Siria y Venezuela, quienespresentaron reclamos relacionados con presuntas violaciones a los derechos humanos.

Destaca el caso de una mujer boliviana el 1 de noviembre cuando participaba pacíficamente en una protesta. Afirma que fue arrastrada por el pelo (durante varios metros) y luego detenida en un vehículo policial durante 13 horas. Durante este tiempo, habría sido amenazada con deportación si denunciaba lo sucedido.

Finalmente, el documento enfatiza en personas con diferentes tipos de discapacidad que participaron pacíficamente en una manifestación en Temuco el 28 de octubre, y quienes fueron afectadas por gases lacrimógenos arrojados directamente al lugar donde estaban.

"El 6 de noviembre, Carabineros, en un intento de desalojar a un manifestante con discapacidad, le quitó la silla de ruedas y lo dejó sin apoyo", asevera el informe, añadiendo que los protocolos internos sobre el uso de la fuerza por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no contienen disposiciones específicas para tratar a las personas con discapacidad.

Comenta