El nuevo Protocolo Nacional de Emergencias Volcánicas que se aplicará en Chile

Ensenada, Puerto Varas, del volcán Calbuco / FOTO: DAVID CORTES SEREY/AGENCIAUNO

Medidas como el aumento del número de volcanes monitoreados y cambios en los procedimientos ante posibles erupciones, son algunas de las actualizaciones que incluye este nuevo documento, que fue el resultado de un trabajo en conjunto del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).


A los pies del volcán Villarrica, en la Región de La Araucanía, se reunieron el ministro de Minería, Baldo Prokurica, autoridades del Sernageomin y Onemi, además del alcalde de Pucón, Carlos Barra, para dar a conocer el nuevo Protocolo Nacional de Emergencias Volcánicas, que incluye actualizaciones y “lecciones aprendidas” de las erupciones del 2015: el Villarrica y el Calbuco.

Este documento “será fundamental para enfrentar alguna emergencia volcánica en el país, ya que viene a subsanar falencias que tenía el protocolo anterior y que quedaron de manifiesto en las erupciones volcánicas de 2015“, aseguró el ministro Prokurica.

El aumento en el número de volcanes monitoreados -siendo 45 en total- por el Observatorio Volcanológico Los Andes del Sur (OVDAS), y cambios en los procedimientos ante posibles erupciones, son algunas de las materias que este protocolo actualizado modificaría. Se establece, además, el “Informe Flash“, que corresponde a un reporte que se genera inmediatamente desde OVDAS al Centro de Alerta Temprana (CAT) de la Onemi para asegurar una conectividad inmediata entre ambas instituciones y transmitir la información lo antes posible a la población civil.

Además, se incorpora el Sistema de Alertas de Emergencias (SAE), que incluye el aviso a los celulares de los ciudadanos que se encuentren dentro de la zona de riesgo definido por Onemi, en caso de una alerta Roja por actividad volcánica.

Por su parte, el Director Nacional (S) de Sernageomin, Alfonso Domeyko, manifestó que este documento “no sólo se hace cargo de la actividad volcánica en los macizos que monitorea el OVDAS, sino que también define procedimientos en caso de ocurrir eventos en volcanes que, por distancia o encontrarse en zonas remotas, no son vigilados instrumentalmente“.

 

Seguir leyendo