Oficialismo busca capitalizar emergencia y pide fin a la concesión de Essal

Imagen-COMITE-POLITICO-MINISTROS37448

Tema de corte de agua en Osorno fue abordado ayer en el comité político en La Moneda. Más tarde, el ministro de OO.PP. se reunió con el Presidente Piñera.




Cómo hacer frente a Essal, responsable del corte de agua en Osorno que se extendió por diez días. Ese fue uno de los temas principales que se abordaron ayer en el comité político ampliado de La Moneda.

Ahí los dirigentes de Chile Vamos fueron enfáticos en señalar que el gobierno debía aplicar la máxima sanción para la empresa: ponerle fin a la concesión. La medida puede ser declarada por el Presidente Piñera mediante decreto supremo fundado del Ministerio de Obras Públicas, previo a un informe fundado de la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

En ese sentido, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, según presentes, explicó que estaban a la espera del informe para proceder.

En la cita, según las mismas fuentes, los dirigentes transmitieron que era necesario tener una condena dura con la empresa y que sea ejemplificadora para enviar una señal a la ciudadanía. En el bloque algunos sostienen que si el tema se enfrenta bien, puede ser una oportunidad para capitalizar la emergencia en favor del gobierno y evitar que termine siendo un costo; y que, por la misma razón, el Jefe de Estado debe ponerse del lado de la ciudadanía y no de la empresa. Esto, en un escenario en el que la aprobación del gobierno ha ido cayendo en las encuestas.

"Essal tiene un historial demasiado largo en materia de faltas a la norma y faltas a la ley. Espero que la sanción sea la caducidad", manifestó a La Tercera el jefe de bancada de RN, Alejandro Santana, añadiendo que "es una señal potente que el Ejecutivo tiene que entregar en términos de si está del lado de los usuarios y no del lado de una empresa que no cumple con las normas". En la misma línea, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, indicó que "lo que ha hecho el gobierno es solicitar el informe a la Superintendencia para tomar las máximas sanciones que, sin duda, implican la caducidad del contrato".

En Chile Vamos, además, advierten que si el gobierno no enfrenta de manera dura la materia, la oposición podría usar en su contra nuevamente el argumento de que es una administración "proempresariado".

En el Ejecutivo algunos reconocen que la ofensiva en contra de la empresa es una buena manera de capitalizar a su favor el tema frente a la ciudadanía. Y agregan que, por esto, se responsabilizó a la firma del corte de suministro de agua y se tomaron todas las medidas. Esto, además, para evitar que los costos recayeran en el Ejecutivo. Con todo, en el gobierno dicen que no es tan fácil quitarle la concesión a Essal, entre otros factores porque la firma es dueña de la planta y porque el tema inevitablemente se judicializaría, complejizando las dificultades propias de una nueva licitación.

En la reunión, además, los ministros confirmaron que se enviará prontamente un proyecto para reformar la Ley de Servicios Sanitarios y que hoy el titular de OO. PP., Alfredo Moreno, entregaría detalles en la sesión especial que está convocada en el Senado.

Bilateral con Moreno

En medio de este escenario, Moreno llegó ayer a las 17.04 a La Moneda, junto a varios asesores, para reunirse con Piñera e informarle de los avances que ha recopilado respecto a la situación de Essal. Previo a la cita, Moreno se reunió con el superintendente de Servicios Sanitarios (s) Jorge Rivas.

Posteriormente, el secretario de Estado dijo que "con el Presidente hemos tenido una reunión para dos aspectos que son importantes: modificar y fortalecer la Ley de Servicios Sanitarios que tenemos vigentes (...); y, en segundo lugar, el tema de las indemnizaciones y compensaciones que sean correspondientes". Antes del encuentro, Moreno comentó a Radio Bío Bío que "de aquí a una semana, diez días máximo, vamos a tener los resultados de esa investigación (de la Superintendencia) y las sanciones que va a tomar".

Comenta