Onemi explica evacuación preventiva y descarta discrepancia con el SHOA

Tras el movimiento telúrico las personas se movieron hacia zonas seguras.

Tras el sismo 6,7 en la región de Coquimbo, se realizó un protocolo de evacuación preventiva, la cual luego se canceló por no reunir las condiciones para un tsunami.


La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior (Onemi) explicó los motivos de la evacuación preventiva realizada ayer luego del sismo magnitud 6,7 registrado en Coquimbo que dejó dos fallecidos y descartó discrepancia entre la oficina de emergencia, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (Shoa) y el Centro Sismológico.

Según explicó Ricardo Toro, director nacional de la Onemi, cuando el grado mercali del sismo supera o es igual a 8, se decreta evacuación preventiva en las zonas costeras, luego, el Centro Sismológico debe “establecer la magnitud y el epicentro del sismo”, información que utiliza el Shoa para determinar si es que reúne las condiciones para una alerta de tsunami.

“Ese tiempo, que antiguamente era de 20 minutos, y actualmente es de 7, es lo que nosotros, en el caso de que nuestro sistema de información establecen que, dentro del protocolo de percepción es de 8, se decreta la evacuación preventiva, y eso lo hicimos en 3 minutos”, declaró Toro.

Luego si el Shoa determina que la magnitud no reúne las condiciones para un tsunami, “nosotros esperamos 15 minutos más para cancelarlo. Ese es el procedimiento que se utilizó”, prosiguió el director de la Onemi.

De esta forma de descartó que hubiera discrepancia entre las entidades el día de ayer.

Al mismo tiempo, destacó la autoevacuación de las personas inmediatamente después del sismo. “Eso es producto de los simulacros que hemos hecho en los últimos años en la región”, señaló.

 

Seguir leyendo