Parlamentarios difieren en soluciones para recursos de gratuidad

Autor: Carlos Said

Senadores y diputados dicen que es pronto para cambios legales y que planteles deben apoyar a los alumnos para que no se atrasen.


El Consejo de Rectores advirtió que 18.125 estudiantes perderán la gratuidad el próximo año por retrasarse, lo que les significará una merma de $ 26.013 millones, pues la Ley de Educación Superior establece que a esos jóvenes solo se les podrá cobrar la mitad del arancel.

Los rectores afirman que es necesario revisar esa condición. Pero, ¿es posible hacer cambios a una ley que fue tan polémica? Al respecto, los parlamentarios dicen que los problemas son reales, pero que es poco probable introducir cambios.

El senador Jaime Quintana (PPD) explica que en la tramitación se concordó que la gratuidad “no podía ser un modelo de financiamiento como el de Argentina, donde se financia lo que el estudiante se demore en sacar la carrera. Uno no se puede cerrar a los cambios, pero es prematuro pensar en hacerlos ahora”.

El senador José García Ruminot (RN) afirma que “el financiamiento de la gratuidad está generando presión por mayor gasto público”. Pero a su juicio, la solución es que los rectores y el Ejecutivo se dispongan “para hacer, progresivamente, más espacios fiscales”.

Y el senador Juan Ignacio Latorre (RD) añade que el problema está en la lógica de subsidio a la demanda de la gratuidad. “Es fundamental asegurar gratuidad universal lo antes posible, cambiar el financiamiento a la demanda por uno de aportes basales y donde exista un acercamiento a la brecha que se produce entre la duración nominal y real de las carreras”, plantea.

En la Cámara, el diputado Jaime Bellolio (UDI) explica que esta condición “tiene el sentido de que una persona que tiene gratuidad no tenga un desincentivo a terminar la carrera más allá de los años formales”, aunque reconoce el desajuste con la duración real”. Y según él, la solución está en que las universidades les den “un apoyo a los estudiantes más vulnerables para que pasen los ramos, y ese apoyo depende de cada institución y carrera. Son las universidades las que deben entregar un apoyo pedagógico para que puedan completar sus carreras”.

Y el diputado Luis Pardo (RN) agrega que este es un tema a revisar, pues de lo contrario “se va a traducir en que habrá universidades de mayor calidad, aquellas que no adscriben a la gratuidad, y otras de menor calidad, porque los recursos que les consume la gratuidad van a ir en detrimento de los proyectos educativos”.

#Tags


Seguir leyendo