Piñera anunciará esta semana un plan de reconstrucción para Región de Coquimbo

El Mandatario recorrió las casas dañadas en Coquimbo y La Serena.

Durante su visita a la zona, el Presidente aseguró que la obra gruesa de los arreglos quedará lista durante este año.


“Espero que antes de que termine esta semana vamos a poder presentarle a la Región de Coquimbo un plan de reconstrucción completo”.

La anterior frase fue parte medular de lo señalado por el Presidente Sebastián Piñera durante su visita de hoy a la región afectada por un fuerte sismo la noche del sábado y que generó numerosos daños en viviendas y patrimonio de la zona. El Jefe de Estado habló con la prensa en la Plaza de Armas de La Serena pasadas las 19 horas, luego de recorrer las casas dañadas.

Respecto del nuevo balance de casas y servicios afectados en la zona, puntualizó que “ya contabilizamos la pérdida de más de 260 viviendas que están severamente dañadas. En materia de Obras Públicas, el suministro eléctrico que se había suspendido para 260 mil personas está prácticamente repuesto y quedan solo casos aislados. El servicio de agua potable también está prácticamente recuperado”.

Para materia de subsidios, Piñera comprometió más de $ 2 mil millones para reparaciones de casas.

El Mandatario sostuvo que dichos recursos saldrán de diferentes presupuestos públicos. “Vamos a movilizar parte de los fondos de la Subdere, parte de los fondos de Patrimonio Cultural y de

Monumentos Nacionales del Ministerio de Cultura. Esperamos también movilizar parte de los fondos del gobierno regional”.

El ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Mon-ckeberg, puntualizó que “hoy día están el compromiso y los recursos para poder avanzar en la reconstrucción, que no es de tanta magnitud, pero es un proceso que hay que atender igual que los procesos anteriores”.

Cruz del Tercer Milenio

La Cruz del Tercer Milenio, uno de los principales emblemas de la ciudad, también resultó afectada por el sismo y no está funcionando en su plenitud.

La estructura sufrió un daño parcial en su campanario, lo que causó un peligro de caída durante estos días, y que obligó a mantener un perímetro con una cinta de “peligro” en parte de su base.
Esto motivó que se restringiera el acceso a los miradores de la cruz y que solo se tuviera acceso a la capilla, el museo y la tienda de recuerdos.

El alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, aclara que “hemos estado haciendo el catastro de las casas, así que los mayores detalles del daño (a la cruz) los desconocemos. La información preliminar es que no hay daño estructural en la torre, sino que en el campanario”.

Conocedores de la estructura puntualizaron que se produjo un desprendimiento de una de sus nueve campanas y que esta volverá a estar 100% habilitada a comienzos de febrero.

Seguir leyendo