Piñera sale a defender decisión de restarse de pacto migratorio

Piñera en el marco de la conmemoración de los 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Foto: Agenciauno

Tras las explicaciones públicas del subsecretario Ubilla y del canciller Ampuero, el Mandatario detalló la postura del gobierno y aseguró que la decisión -en la que hubo inicialmente una visión distinta en RR.EE.- la tomó él.


Previo a que el Presidente Sebastián Piñera encabezara este lunes una actividad en la Plaza de la Constitución para conmemorar los 70 años de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el canciller Roberto Ampuero se reunió con él para abordar la polémica que se generó por la decisión del gobierno de restarse del Pacto Mundial para la Migración de La ONU.

En la cita, se acordó que Ampuero realizara un punto de prensa explicando la postura del Ejecutivo, una materia que la ministra vocera de gobierno, Cecilia Pérez, reforzó en una segunda reunión.

Durante su actividad, Piñera, sin mencionar el tema migratorio, dio a conocer una placa que instaló en la plaza con uno de los párrafos de la declaración de los derechos humanos, mientras que en Presidencia transmitían que “hablaría el canciller”, lo que se concretó pasado el mediodía en ese ministerio.

Ahí, el secretario de Estado señaló que “el texto discutido en Naciones Unidas choca con las normas de Chile” y que nuestro país “no va adherir a nada que pueda ser utilizado en su contra en cortes internacionales y que atente contra la soberanía del Estado de Chile”.

Luego, pese a que no estaba contemplado y tras reunirse con el ministro del Interior, Andrés Chadwick y la vocera de gobierno, Piñera realizó una declaración, pasadas las 17.00, en el Patio de Los Cañones. Esto, dicen en Palacio, para “reforzar los dichos del canciller”. Su intervención también fue leída por algunos en La Moneda como una manera de “cambiar la agenda” hacía un tema que le da réditos.

“Quiero reiterar, en forma firme y clara, el compromiso de nuestro gobierno con el respeto y protección de los derechos humanos de todos, incluyendo los migrantes”, partió diciendo Piñera, en una intervención que duró poco más de cuatro minutos y en la que no aceptó preguntas.

El Jefe de Estado insistió en que el pacto “contradice algunos de los principios y objetivos de nuestra política de migración ordenada”. Además, enfatizó, al igual que Ampuero, en que si bien no es vinculante, “puede perjudicar a Chile en eventuales juicios internacionales”. De esta manera, el Mandatario salió a explicar por tercera vez la postura del gobierno sobre esta materia en medio de las críticas de la oposición. Ya lo había hecho el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, durante el fin de semana, quien fue el que dio a conocer la noticia, y luego el canciller.

Los dichos del Mandatario marcaron un evidente contraste con la intervención que realizó ante la ONU, en septiembre pasado, cuando destacó que la política migratoria de nuestro país está en “perfecta armonía” con el Pacto para la Migración.

Al ser consultados por esta contradicción, en Presidencia explicaron que efectivamente la política migratoria “está en armonía con el espíritu del pacto”, pero que el lenguaje de la declaración se presta “fácilmente” para que sea mal utilizada por distintos actores.

Interior vs Cancillería

La decisión de La Moneda generó ruido al interior del oficialismo, debido a que la determinación final los tomó por sorpresa. De hecho, este lunes se abordó la materia en el comité político ampliado, cita en la que el ministro del Interior explicó las razones del gobierno.

Según los presentes, el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, pidió en la reunión antecedentes al respecto y transmitió que iban a fijar una postura. Además, en la cita el oficialismo nuevamente hizo ver sus reparos por no haber sido informados con anticipación.

“Queremos estudiar efectivamente cuáles son los alcances de esta decisión”, dijo Larraín Matte, al término del comité político, mientras en RN y la UDI respaldaron la decisión de La Moneda.

Tras esa reunión, Piñera invitó a los presidentes de partidos a sostener un encuentro con él, donde detalló las razones de por qué se restan del pacto migratorio. Esto, según indicaron desde Chile Vamos, con el objetivo de evitar que escalara un conflicto interno.

Ahí, según presentes, Piñera transmitió que la decisión la tomó él, lo que posteriormente ratificó en su declaración; y reconoció que algunos en Cancillería tenían una postura diferente.

De hecho, según reveló La Tercera PM, hace algunas semanas se difundió una minuta sobre la materia, texto que iba en línea de suscribir al pacto. En La Moneda apuntaron a que esa postura correspondía a la de la subsecretaria de Cancillería, Carolina Valdivia.

En ese sentido, por la tarde el Ministerio de Relaciones Exteriores transmitió que Ampuero abordó la semana pasada el tema con Piñera y que ahí coincidieron, luego de varias conversaciones, en que finalmente Chile debía restarse del pacto; y agregaron que fue el canciller quien le comunicó esa decisión a Ubilla.

Eso sí, en la cartera reconocen que el diseño comunicacional era que ambos se coordinaran para dar a conocer la noticia, lo que no se concretó, y que creen que Ubilla se les “adelantó”. Sin embargo, en Interior descartan esta versión.

Al ser consultado sobre por qué Interior dio a conocer la decisión, Ampuero se limitó a decir que “migración tiene que ver con personas que entran al país y con una política, en ese sentido, de Interior”.

#Tags


Seguir leyendo