Primera canciller del Arzobispado de Santiago: “Es tiempo de renovar”

La abogada Francisca San Martín es también la primera laica en asumir este alto cargo de la diócesis capitalina. Reemplaza a un sacerdote investigado por presuntos abusos.


“Sorprendida”. Así se sentía hoy, según sus cercanos, María Francisca San Martín (31), tras jurar como la nueva canciller del Arzobispado de Santiago. En una ceremonia efectuada a las 10 horas, se convirtió en la primera laica -y primera mujer- en asumir esta función en la Iglesia capitalina, tradicionalmente encargada a sacerdotes.

Su designación, por parte del arzobispo, el cardenal Ricardo Ezzati, se da en un momento complejo de la Iglesia Católica chilena: la renuncia de 29 obispos, de los cuales tres ya han sido aceptadas; dos visitas de los enviados papales Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, para investigar denuncias de abuso (de conciencia, poder y sexual) a manos de clérigos; vocaciones sacerdotales en baja y el reconocimiento del propio Pontífice de que se extravió el rumbo y que es urgente “restablecer la comunión eclesial”.

Además, el anterior canciller, el sacerdote Óscar Muñoz Toledo, se autodenunció en enero por eventuales abusos y está siendo indagado desde el Vaticano.

Por estas razones, tras asumir, Francisca San Martín señaló que “es tiempo de renovarse. La incorporación de los laicos es importante, porque todos somos Iglesia y podemos trabajar aquí, al servicio de ella. Me ha sorprendido que estén muy felices con el nombramiento y que sea una laica. Son signos de renovación”.

Ezzati, en tanto, destacó que “nos llena de esperanza que en la Iglesia se reconozcan los errores y, al mismo tiempo, que haya personas que quieran asumir con fidelidad un servicio que está llamado a ser un signo de credibilidad en la misión de la Iglesia. Pasamos de un dolor que permanece, a una esperanza que sigue creciendo”.

La primera laica

Antes de llegar a la sede del arzobispado, en Plaza de Armas, la abogada se desempeñaba como auditora en el Tribunal Eclesiástico de la arquidiócesis.

Estudió Derecho de la Universidad Católica y luego realizó un máster en Nulidades y Disoluciones Matrimoniales en la Universidad Complutense de Madrid. También ejerció como abogada en la Secretaría General de la UC y fue auditora del Tribunal Eclesiástico de San Bernardo.

Ahora deberá, en su labor de canciller de Santiago, organizar y custodiar todos los documentos y actas concernientes a la arquidiócesis, escrituras particulares de cada parroquia, sacerdote y departamento, además de autentificar los decretos y disposiciones.

El obispo auxiliar de Santiago y secretario general de la Conferencia Episcopal (Cech), Fernando Ramos, dijo que “la consideramos una persona muy idónea para ese cargo”. Según la hermana María Eugenia Muñoz, del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, al cual pertenece la nueva canciller, “ella se preparó siempre para ser una abogada al servicio de la Iglesia”.

San Martín participó desde los 10 años en Schoenstatt. Muñoz la describe como una persona “abierta a los cambios culturales, sin caer en cosas que son de un relativismo que no se sostiene científicamente. Es una persona abierta al tiempo, moderna. Una católica inteligente”.

Para la religiosa, este nombramiento es parte de la renovación de la Iglesia que pide el Papa Francisco.

“El Pontífice ha ido nombrando mujeres en puestos claves, como en la Congregación de la Fe, en comunicaciones e instancias de laicos. Es hora de que los laicos y las mujeres empiecen a tener una presencia más significativa”, manifestó.

El cardenal Ezzati también subrayó que “la tarea que emprende no es algo que tenga que llevar solamente con sus hombros, sino que va a tener la corresponsabilidad de todos los que la van a acompañar y ayudar”.

#Tags


Seguir leyendo