Reacciones divididas genera carta de rector UC

Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica.

Ignacio Sánchez manifestó sentir “dolor y vergüenza” en casos de abusos por miembros de la Iglesia.


“En la UC sentimos dolor y vergüenza por lo que ha ocurrido al interior de nuestra Iglesia (…). Desde la universidad debemos pedir público perdón por lo realizado por este grupo de sacerdotes”, afirmó Ignacio Sánchez, rector de la Universidad Católica, en una carta dirigida a las víctimas de abusos sexuales en la Iglesia, publicada hoy en El Mercurio.

En la misiva se detalla que “hoy tenemos que pedir perdón por nuestras faltas y omisiones”, y se rechaza “la cultura del abuso tanto de poder como la lacra de los abusos sexuales a menores”.

Entre las reacciones que generó el escrito, Juan Carlos Claret, vocero de los laicos de Osorno, lo calificó como un “acto necesario”, pues “muchos de los que hoy son abusadores, o muchos de los abusos que han ocurrido en determinados contextos, han ocurrido precisamente en el ambiente universitario”. También sostuvo que “al mismo tiempo que se pide perdón, deben generarse los cambios necesarios para que el abuso y los escándalos no ocurran”.

Para Roberto Sánchez, miembro de los laicos de Santiago, la señal del rector de la UC fue “ambigua”: “Si pide perdón tiene que ser con actos concretos del rector, va acompañado de una acción.

Creo que debería hacer una conferencia pública y realizar un gesto para ver temas de la propia universidad”, dijo.
Por su parte, una de las víctimas de Karadima, James Hamilton, a través de su cuenta de Twitter expresó su molestia: “El señor rector no merece ni olvido ni perdón, al amparo de obispos corruptos y mafiosos, como nos señaló el Papa, vergonzoso, ofensivo y retraumatizante”.

Por último, en su carta Sánchez hizo una invitación a otras universidades católicas para que, en el plazo de al menos dos años, pudiesen “aportar al país nuevas luces para entender lo que ha ocurrido y para que estos hechos no se vuelvan a repetir”. Al respecto, el sacerdote jesuita y rector de la Universidad Alberto Hurtado (UAH), Eduardo Silva, manifestó acoger esta invitación: “Nos corresponde como universidad tratar de explicar las causas que han facilitado los abusos en la Iglesia y fuera de ella. Cuáles son las estructuras de poder eclesiales o los factores culturales que los facilitan y, en particular, la necesidad de cambios estructurales en la Iglesia”.

Seguir leyendo