¿Cómo rehabilitar a un niño de 13 años?

Control de detención por robo con violación en el Parque de Los Reyes, en Santiago Centro.

La agresión sexual de dos menores en contra de una mujer en Santiago Centro revivió la discusión sobre las posibilidades de intervenir a niños responsables de hechos de notoria gravedad.


Como el “más horrendo de todos los delitos de nuestro Código Penal” fue calificada por el Ministerio Público la agresión sexual que un niño de 13 años y un joven de 16 cometieron en contra de una mujer durante la noche del lunes en el Parque de los Reyes, en Santiago Centro.

Si ambos superaran los 18 años, arriesgarían hasta cadena perpetua como resultado del robo con intimidación y la violación cometida. La Ley de Responsabilidad Penal Adolescente plantea un escenario diferente para los agresores. Mientras C.F.A., de 16 años, arriesga hasta 10 años de internación en régimen cerrado con programa de reinserción social, el menor de iniciales H.R.B., de 13 años, ni siquiera debió enfrentar a la justicia penal, al ser considerado aún inimputable. Por eso, tras ser detenido por Carabineros, fue derivado al 13° Juzgado de Familia, desde donde fue entregado al cuidado de un mayor de edad responsable, a la espera de que se dictamine un programa de intervención acorde a su situación.

Los hechos

Según expuso ayer el Ministerio Público durante la audiencia de control de detención de C.F.A., los menores cometieron la agresión en compañía de otros dos sujetos, de quienes se desconoce identidad. Entre los cuatro intimidaron a la joven y su pareja, que se encontraban en el Parque de los Reyes cerca de las 23.00 del lunes. Luego de amenazarlos con arma blanco, obligaron al hombre a retirarse del lugar. Tras ello, llevaron a la mujer hasta otro sector del parque. Allí los miembros de la “pandilla” procedieron simultáneamente a violarla.

Una vez consumada la agresión, pero mientras los individuos permanecían con la víctima, su pareja llegó hasta el lugar acompañado de Carabineros. Así se logró la detención de los dos menores, mientras el resto logró huir.

Rehabilitación

El asesinato de una mujer en La Reina o la muerte del cabo de Carabineros Óscar Galindo, en La Pintana, son algunos de los hechos que han tenido en las últimas semanas a jóvenes infractores como protagonistas. Como Ariel Mena Suazo, alias el “chico mono”, que registraba 21 detenciones al momento de asesinar a la mujer en La Reina.

En el caso del Parque de Los Reyes, ambos eran “primerizos”, pues no poseían antecedentes delictuales previos, por lo cual los expertos advierten la posibilidad de “rehabilitación”.

Tanto estos hechos como el ocurrido el lunes abren diversas interrogantes con relación al futuro que debieran enfrentar estos niños y adolescentes.

En opinión de Patricia Muñoz, defensora de la Niñez, en el caso del niño de 13 años se debe verificar su relación con sus padres o cuidadores para así determinar un plan de intervención específico para él y su familia, que efectivamente permita sacarlo del círculo delictivo.

“Nosotros como Defensoría de la Niñez hemos sostenido la importancia de hacer aplicación e inversión en programas que se relacionen con intervención multisistémica, lo que implica un abordaje no solo con el niño que ha cometido alguna conducta ilícita, sino que también por su entorno familiar y el contexto en el que se desenvuelve”, señaló Muñoz.

No obstante, de acuerdo a la abogada, estos programas deben estar basados en evidencia y estar probados en la práctica. “Si no hacemos planes basados en evidencia, estamos manteniendo el statu quo de intervenciones que no están dando el resultado de manera efectiva ni que abordan los aspectos que se requieren”, indicó.

Para Marcelo Sánchez, director de la Fundación San Carlos de Maipo, para rehabilitar a estos niños “es necesario entender el origen de la conducta, en particular si hay causas ambientales o personales”. En este caso particular, a Sánchez le llama la atención la actuación en grupo, lo cual, asegura, “puede ser indicativo de conductas abusivas, en particular, la relación entre las edades de los agresores y la relación de poder entre ellos”.

“Es clave mirar las relaciones de grupo, el efecto de pares negativos que puedan involucrar tempranamente a los niños, derivando en comportamientos criminales”, enfatizó.

Una posición distinta tiene el diputado UDI Juan Antonio Coloma, quien es uno de los impulsores que busca disminuir la edad mínima de Responsabilidad Penal Adolescente, hoy en 14 años.

“Una persona de 13 o 14 años sabe perfectamente lo que es bueno o malo”, dice el parlamentario, quien advierte que este cambio de norma debe ir aparejado de mejoras en el sistema carcelario y la renovación completa del Sename. “Creemos que, a la vez, aumentamos las penas y buscamos sancionar duramente a menores infractores, hay que efectivamente castigarlos, pero ver la fórmula de que se reinserten en la sociedad en el futuro y no que sea una puerta giratoria”, añadió Coloma.

Ante esta propuesta, Marcelo Sánchez es enfático: “Aumentar o reducir la edad de responsabilidad legal no tiene evidencia en bajar la victimización. Más bien sucede lo contrario. Se requiere fortalecer la prevención, la salud mental y la rehabilitación temprana”, enfatizó. Esta postura ha sido compartida por el gobierno, desde donde se ha descartado rebajar la edad de imputación.

#Tags


Seguir leyendo