Salud usó tres veces más el trato directo en compras que el resto del gobierno central

Autor: Lorena Leiva

Estudio de Fundación Observatorio Fiscal reveló que Cenabast pagó cerca de 240 mil millones, aproximadamente el 54% de sus compras, bajo esta modalidad.


El Ministerio de Salud utilizó tres veces más que el resto de las carteras del Estado, la modalidad de trato directo para realizar compras en el sistema de Mercado Público durante 2018. Así lo revela un estudio desarrollado por la Fundación Observatorio Fiscal, que analizó las adquisiciones del sector público, con foco en salud.

El análisis muestra que del total de compras que realizó el Minsal durante 2018, el 23% fue adquirido mediante trato directo, mientras que del total de adquisiciones que hizo en conjunto el gobierno central, esa modalidad se usó solo en un 8,9%.

El trato directo, según Mercado Público, “es un mecanismo excepcional de compra que implica la contratación de un solo proveedor previa resolución fundada”. Además, se utiliza solo en casos de emergencia e imprevistos, o si sólo existiera un proveedor del bien que requiere la repartición.

Según los datos analizados por el organismo sin fines de lucro, desde 2015 la tendencia es que del total de compras del gobierno central, casi un 50% corresponde a Salud. Asimismo, y si bien es leve, se visualiza en los últimos 10 años un aumento en el uso de este mecanismo en el área sanitaria (ver infografía)

“Los datos evolutivos indican una leve tendencia al alza del convenio marco y trato directo en desmedro de la licitación pública, cambios impulsados principalmente por el comportamiento de compra de Cenabast y Fonasa”, dice el estudio.

José Mora, analista de datos de Observatorio Fiscal, dijo que “una de las conclusiones que arroja el estudio es que en 2010 las principales empresas proveedoras del sector acaparaban un 25% de los montos transados. Y hoy ese porcentaje subió al 39%. No solo se está comprando más por trato directo, sino que además se está concentrando el mercado en ciertos proveedores”.

Entre los productos más transados en este tipo de compras se encuentran los medicamentos y productos farmacéuticos, seguido por equipamiento y suministros médicos.

Líder

Los principales compradores son hospitales, servicios de salud, seguidos de la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de Servicios de Salud (Cenabast) y el Fondo Nacional de Salud (Fonasa). Entre estos últimos, la Cenabast destaca por los montos transados con modalidad de trato directo, los que casi se duplicaron entre 2017 y 2018.

De $ 444.821 millones que se utilizaron en compras en total en 2018, el 53,9%, es decir, $ 239.966 millones fueron mediante este mecanismo. Casi el doble de los $ 140.858 millones (34,1% del total de 2017), que utilizó el año anterior. Esto lo posiciona como el líder entre los servicios públicos que utilizan esta modalidad.

Desde la institución explican que del total de compras por trato directo de 2018, el 43,7% corresponde a relaciones con monoproveedores. En este caso, se trata de laboratorios que tienen la exclusividad de patente de un producto y son los únicos que lo comercializan, o es el único que ha registrado el producto en el Instituto de Salud Pública.

El 9% restante es trato directo por renovación; es decir, una modalidad que permite la ley para reanudar contratos con un mismo proveedor. En dicha institución, explican que el alza se debe principalmente a compras de productos asociados a Ley Ricarte Soto y VIH/SIDA.

“En el 2018 algunas compras se realizaron planificando un abastecimiento de 18 meses, en lugar de abastecer 1 año o 2 meses como se hacía en 2017”, detallan desde la institución. En este punto, insisten en que como durante 2018 se realizaron compras de medicamentos de VIH/SIDA para abastecer 2019 o incluso 2020, para abastecer 18 meses, “se esperaría que el 2019 el volumen de compras observado en Mercado Público de productos VIH/SIDA disminuya respecto al 2018”.

Un oferente

El análisis arrojó, además, que durante 2018 un 15% de los montos transados en licitaciones públicas realizadas por salud fue con oferentes únicos, versus un 11% del gobierno central.

Jeannette von Wolfersdorff, directora ejecutiva de la Fundación Observatorio Fiscal, propuso la creación de un gobierno corporativo independiente de la industria que realice estudios de costo beneficio de las decisiones de compra por trato directo. “Dada la magnitud de recursos involucrados vale la pena tener esos estudios”.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, planteó que se debe crear “un sistema que dé garantías de independencia de los diferentes actores interesados del mercado, transparente y con solvencia técnica indiscutible que defina estándares para que la Cenabast, los servicios de salud y Fonasa, principales compradores del sector, se rijan en sus procesos de compra y que sirvan a los organismos contralores para fiscalizarlos con simetría de información”.

Haz click en la infografía para ampliar.

#Tags


Seguir leyendo