Santiago sale a la calle

Foto: Andrés Pérez.

La comuna se prepara para, a partir del lunes, habilitar calles y plazas para que los restaurantes saquen sus mesas y sillas. Sábado y domingos en calzadas, y el resto de la semana en la vereda. El alcalde, Felipe Alessandri, explicó que “el rubro más perjudicado en Santiago, tanto por la pandemia y antes por el estallido social fueron los restaurantes. Casi el 90% de los locales bajaron la cortina, y por lo mismo esta es una muy buena noticia".




18.30 de la tarde y dos Aperol recién hechos aterrizan en la higienizada mesa de la terraza del restaurante La Finestra de Ñuñoa. Soledad Aránguiz y Luis Arias brindan por el mes de “las marías”. Un choque de copas al aire libre que desde hace seis meses no hacían en un espacio público, y que ahora esperan repetir en otro de sus barrios bohemios favoritos: Lastarria.

Con la salida de Santiago de fase dos (Transición) y su avance a la fase 3 (Preparación), la principal comuna de la Región Metropolitana se prepara para recibir a vecinos y turistas, ahora en restaurantes al aire libre, considerando que culmina la cuarentena el fin de semana. “Estábamos esperando que pasaran a esta fase, así que ahí estaremos recorriendo los distintos lugares hermosos que tiene la comuna. En otros lugares ha funcionado bien el tema del cuidado y el distanciamiento social, donde todo siempre está limpio e higienizado”, dice Soledad.

Alessandri: “Casi el 90% de los locales bajaron la cortina”

El recibimiento de los comensales es algo en lo que ya está trabajando tanto la Municipalidad de Santiago como los comerciantes gastronómicos del barrio Brasil, Franklin, Lastarria, Parque Forestal y Plaza de Armas. La consigna será una: mesas y sillas a la calle.

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, explicó a La Tercera que “el rubro más perjudicado en Santiago, tanto por la pandemia y antes por el estallido social fueron los restaurantes. Casi el 90% de los locales bajaron la cortina, y por lo mismo esta es una muy buena noticia. Ahora queremos que los restaurantes se tomen las calles”.

Sin embargo, Alessandri advierte que no quiere “obligar” a nadie a abrir sus puertas, sino que poner todo a disposición de los locatarios para facilitar la atención en el exterior. Esto, en base a dos aprehensiones: o que no llegue público o a que el resurgimiento de eventuales manifestaciones a partir del 18 de octubre complique nuevamente el panorama.

“Hay un justo temor. Tenemos que decirle a los manifestantes que Santiago nos pertenece a todos, pero la violencia erradiquémosla, y ya fue demasiado el daño”, indica Alessandri.

La municipalidad, por lo mismo, ya prepara algunas medidas. Por ejemplo, en la Plaza Brasil, los restaurantes del sector podrán instalar sus mesas y sillas en la plaza misma; y en Lastarria, se está evaluando cortar una de las pistas de circulación para facilitar la instalación de mesas y sillas de los locales.

La salida de los locales a la atención al aire libre podrá comenzar desde el lunes 28 de septiembre.

Barrio Lastarria

Alfonso Molina, presidente de la asociación gremial de empresarios del Barrio Lastarria, ya tuvo una reunión ayer con el municipio. “Queremos tener un espacio mayor como lo que ocurre en Providencia, donde se puede usar la parte superior a terrazas. El municipio nos dará un impulso bajando el canon de permiso de terraza en un 75% hasta diciembre y después en 90%, en enero”, sostuvo.

En la reunión de ayer, entre los locatarios y la municipalidad se acordó que los sábados y domingos los restaurantes, cafeterías y hoteles, puedan sacar su moviliario a la calzada. El resto de la semana solo estará permitido usar la vereda hacia los costados.

“Se respetará la distancia social de dos metros y nos dejaron usar nuestro propio mobiliario del restaurante, sin la necesidad que comprar otro. Esperamos que esto sirva para potenciar nuestro alicaído negocio”, dijo Molina.

El impacto de la cuarentena y fase 2 en la comuna, desde marzo, fue fuerte, al igual que en otras zonas. La pandemia ha sepultado restaurantes y hoteles, siendo los puntos más afectados por los coletazos del encierro.

Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio sostuvo que “los resultados de nuestra última encuesta, dio cuenta que el 80,5% de los hoteles y restaurantes habían sido cerrados a mediados de agosto. Lo mismo ocurrió con las ventas: estas cayeron en más de un 70%. Ahora, con estas aperturas, todo volverá a reactivarse, siendo un respiro para el sector, que es lo que hoy ya está ocurriendo en el comercio”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.