Sename cierra Cread Playa Ancha y abrirá 16 residencias este año

Sename
El Presidente Piñera asistió al cierre del primer Cread del Sename.

El centro de Valparaíso, cuya clausura fue recomendada por la ONU, será el primero de cinco que cerrarán este año.


Ayer se concretó el cierre del primer Centro Especializado de Administración Directa (Cread) del Servicio Nacional de Menores (Sename). Se trata del recinto ubicado en Playa Ancha, en la comuna de Valparaíso, que llegó a albergar hasta a 120 niños y cuya clausura fue recomendada por Naciones Unidas, en su informe de 2018.

Se trata del primer paso de la renovación que el gobierno busca realizar en los centros bajo su dependencia, y que se concretará con el cierre de los 10 Cread restantes, entre este año y el próximo.

Así, durante 2019 se concretará la clausura de otros cuatro centros: Nuevo Amanecer, en la Región de Biobío; Pudahuel y Galvarino, en la Región Metropolitana (RM), y el Cread Arica. Estos recintos serán sustituidos por un total de 14 hogares, 11 residencias familiares y tres Residencias de Alta Especialidad (RAE).

Estos centros se sumarán a los cinco establecimientos creados entre octubre de 2018 y febrero pasado, uno de ellos en Coyhaique y cuatro en la Región de Valparaíso. Además, se espera que este año se inaugure la primera residencia familiar de Magallanes, así como el RAE de Valparaíso.

En 2020, en tanto, se concretarían los cierres de los restantes seis Cread pendientes.

Ayer, durante la ceremonia de clausura del Cread de Playa Ancha, el Presidente Sebastián Piñera dijo que bastaba “mirar la cantidad de rejas, candados, muros altos, la falta de espacios verdes, para ver que era muy difícil que algún niño o niña pudiera rehabilitarse del daño que la propia sociedad le había causado”.

El trato a menores al interior del Cread Playa Ancha ha sido motivo de investigación desde 2018, luego de que una investigación del Ministerio Público a ocho exfuncionarios, diera cuenta de supuestas torturas a niños internados en el hoy extinto centro. Los funcionarios se encuentran formalizados por apremios ilegítimos, en una indagatoria que culminaría durante el próximo mes.

Más rehabilitación

Con el cierre de los Cread y la apertura de las residencias familiares, el gobierno pretende establecer un nuevo estatus de hogares, con una capacidad máxima de 15 niños. Cada una implica un costo de instalación de entre $ 150 millones y $ 200 millones.

Entre las características anunciadas para estos nuevos hogares, y con miras a una verdadera rehabilitación y reinserción, se plantea entregar espacios personales para los menores; que estén a cargo de profesionales “adecuados”, y que se emplacen en barrios que permitan a los niños tener vida en comunidad.

“El cierre de los Cread nos da esperanza de que se inicia un cambio necesario para los niños, niñas y adolescentes que están bajo la protección del Estado”, indicó la directora del Sename, Susana Tonda.

En tanto, los RAE atenderán a adolescentes que reciban el alta tras una atención psiquiátrica hospitalaria y cuando requieran de tratamientos transitorios antes de ingresar a una residencia.

Desde el gobierno han puesto énfasis en la necesidad de disminuir el número de niños internados, razón por la que dicen estar promoviendo el retorno con las familias y la adopción. No obstante, el dirigente de la Asociación Nacional de Trabajadores del Sename, Jorge Borreda, cuestionó la forma en cómo se abordó la disminución de niños al interior de los centros. “Se fue haciendo despeje de casos, derivaciones y dadas de alta, pero se envió a los niños a sus casas originales, sin un programa claro de derivación”, criticó.

#Tags


Seguir leyendo