Superintendente (s) de Servicios Sanitarios y derrame en Osorno: "El plan de contingencia (de Essal) falló por todos lados"

Autoridades fiscalizan la planta afectada en Osorno

Autoridades fiscalizan la planta afectada en Osorno.

Jorge Rivas cuenta que las medidas de emergencia que preveía Essal eran evidentemente insuficientes, pues los 68 estanques alternativos que la sanitaria activó, no tenían la capacidad para apoyar la entrega de agua a las 180 mil personas afectadas.


Horas de incertidumbre se viven en Osorno, donde cerca de 180 mil personas han estado desde la noche del jueves sin agua potable, debido al derrame de combustible que afectó a la planta de Essal, la empresa sanitaria local. Y la desesperación crece, pues las cañerías volverían a llenarse recién el martes, lo que obliga a las autoridades a disponer de puntos de entrega de agua por toda la ciudad.

El superintendente (s) de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, ya adelantó que la empresa arriesga una multa de $600 millones. Pero mientras se realiza la investigación, señala cuáles fueron los errores evidentes que cometió la empresa: falta de protocolos, comunicación deficiente y, lo peor, un plan de contingencia que indiscutiblemente no iba a servir.

¿La investigación ya arrojó algún resultado?

Esto sigue en investigación, pero ya hay algunos hechos que nos comentó la empresa, que es que hubo un error humano en un procedimiento de carga de un estanque de combustible para un equipo generador. Se quedó una válvula abierta y lamentablemente hubo un rebase, y se derramó a la planta de tratamiento.

¿Cuándo estarán los resultados?

Máximo en 10 días más estará listo el resultado de la investigación, que daría inicio al proceso de sanción correspondiente. Es un plazo menor al normal, hay una comisión de investigación especial, que dura menos, por ser un problema técnico importante que amerita una sanción.

¿Se mantiene el plazo del martes para el regreso del agua?

Ese es un plazo que comprometió la empresa a petición de la autoridad, y es posible de cumplir. Si sale todo el plan de acción perfecto, el martes se restituirá el suministro.

¿En qué consiste el plan de acción?

Consiste en limpiar toda la línea de producción de agua potable en la planta. Y hay una parte que es muy difícil de limpiar, que tiene que ver con los filtros. Estos son capas de arena, de distinto diámetro y composición, y ese material contaminado es muy difícil de limpiar. Por lo tanto, se decidió reemplazar el material. Hoy vienen viajando camiones desde Santiago con el material de reemplazo. Esto es como el filtro de una piscina, pero a gran escala. Tiene distintos materiales, como antracita, cuarzo y arena, que componen el lecho filtrante.

¿Las fiscalizaciones pudieron haber advertido este problema?

Hacemos fiscalizaciones permanentes a todas las empresas del país, las que también se autocontrolan y nos informan sus resultados. En este caso, se hicieron todas las cosas rutinarias, por lo que no había nada distinto a lo normal. Nada hacía indicar este problema, porque fue un accidente operativo que ellos tuvieron.

¿Qué lecciones se pueden sacar de esta emergencia?

Hay muchas lecciones a aprender. Primero, hay un tema de protocolos, se podrían mejorar porque no puede ser que por un derrame se pare toda la ciudad. Lo segundo es la información a la comunidad, hay muchísimo que trabajar, porque la información fue errónea y más que nada desinformaron. Fue lamentable, porque crearon expectativas falsas y eso generó más molestia. Y lo tercero, que es lo que más nos preocupa, es que el plan de contingencia de la empresa era muy insuficiente, porque era imposible que su plan satisficiera en algo la demanda que se necesitaba. El plan de contingencia estaba mal diseñado y tendrán que arreglarlo.

¿Cuál era el plan de contingencia de Essal?

La empresa proponía establecer 68 estanques alternativos en distintos puntos de la ciudad, que parecía ser razonable. El problema es que esos estanques eran absolutamente insuficientes, tenían solo 500 litros, y eso es muy poco. E incluso ellos se demoraron mucho en llegar a esos mismos estanques; el primer día tenían con suerte la mitad de los estanques habilitados. Y, además, la cantidad de camiones aljibes eran insuficientes, los estanques quedaban vacíos a los pocos minutos. El plan de contingencia falló por todos lados.

¿Hay antecedentes de otras emergencias similares?

Son pocos los problemas que se producen con combustible. El problema es que la planta de acá aporta el 60% de la producción de Osorno, entonces tiene un impacto muy importante en el suministro.

¿Hay gente que se haya enfermado?

El Ministerio de Salud está siguiendo el tema, pero puedo adelantar que no hemos tenido hasta ahora ningún caso de alguien que se haya sentido mal o haya llegado a una consulta. La información hasta ahora es que nadie consumió agua contaminada.

Comenta