Surgen nuevas denuncias contra obispos por abusos sexuales

Iglesia

Referencial.

Reportaje de Informe Especial reveló nuevos casos. Uno de ellos llegó a manos del arzobispo de Malta, Charles Scicluna.




Nuevas denuncias contra obispos por abusos sexuales surgieron esta noche.

En un reportaje de Informe Especial, de TVN, distintas personas vinculadas en su minuto a la Iglesia relataron sus casos.

Cristián Alcaíno, exacólito, contó que fue víctima de abuso a los 11 años en Constitución, en 1988. En esa época contó que el sacerdote Ramón Iturra Muñoz lo llamó a su habitación para pedirle que le ordenara algunas cartas navideñas. En ese momento el religioso habría abusado de él. "Sentí su mano entrar por debajo del bermuda. En ese momento, me asusté, no supe qué hacer", dijo. Su caso, según el reportaje, llegó a conocimiento del arzobispo de Malta, Charles Scicluna.

El intermediario fue el párroco de Villa Prat, Sergio Díaz. "Tengo miedo que toda esta pedofilia nos aleje más de los pobres, que aleje a la gente", dijo el religioso, y agregó: "Tienen que irse todos los obispos, casi todos tienen denuncias".

Otro de los casos presentados es el de Mauricio Pulgar, exseminarista, quien señaló que el sacerdote Mauro Ojeda los invitaba a meterse desnudos a una piscina. "Si estábamos seguros de nuestra heterosexuliadad teníamos que meternos en la piscina, porque si no, quería decir que eramos unos maricones", dijo.

Sebastián del Río, exseminarista, denunció abusos desde 2003 y mencionó a Gonzalo Duarte, uno de los obispos renunciados tras petición del Papa, como uno de los acosadores. Dijo que en una oportunidad, en casa del religioso, este le pidió un masaje. "Llegamos a la casa y me lleva al baño se saca la camisa, me pasa un gel y me exige hacerle una friega, un masaje en la espalda y se pone en una pose bastante poco decorosa contra el lavamanos de su mano y yo me puse a llorar", sostuvo.

Asimismo presentó su testimonio Natalia, de 40 años, quien dijo haber sido víctima en Chillán de abusos sexuales por parte del sacerdote Jorge Baeza: "Primero abusó de mi hermana cuando tenía 14 años y cuando yo cumplí los 14 años empezó a pasar lo mismo conmigo". Según se señaló en el trabajo periodístico, Baeza se retiró de la Iglesia para casarse con la madre de las menores. "Cuando lo denunciamos en 2008 en la justicia en Chillán, le tomaron declaraciones y él reconoce que el obispo sí sabía (de los abusos)".

Mauricio Pulgar, por su parte, relató cuando fue ultrajado por el sacerdote Humberto Henríquez en San Felipe. "Traté de moverme, no pude mover las manos (...). Él me dijo que me quedara tranquilo, que ahora yo estaba en su círculo, que mi carrera iba a ascender". Luego, muestra el reportaje, Pulgar habló con Henríquez por teléfono y le dijo: "Tú me ultrajaste, y eso no lo deberías haber hecho, tú sabes que confiaba en ti". A lo que Henríquez respondió: "No, sí sé y lo lamento mucho si pudiera ayudarte a salir adelante haría todo lo posible". "Si yo nunca se lo he hecho a nadie", agregó el religioso.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.