Tribunal absuelve de tráfico y condena por cultivo y cosecha ilegal de marihuana a hombre que alegaba uso medicinal

Marihuana

En el hogar del imputado fueron incautadas 24 plantas y 2,5 kilos de marihuana, cantidades que -de acuerdo al veredicto- no sostenían la tesis de la defensa, que señalaba que eran destinadas para uso medicinal de su pareja. "No consta un tratamiento médico previamente diagnosticado que justifique una cosecha a gran escala", señaló el tribunal.




Una denuncia anónima y un allanamiento en abril de 2020 llevó a la detención de Freddy Hermosilla, un vendedor ambulante del Litoral Central que en su domicilio en Isla Negra, comuna de El Quisco, mantenía plantas de marihuana que, según afirma, utilizaba para un tratamiento médico de su pareja.

Este martes, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de San Antonio dictó veredicto condenatorio en su contra en calidad de autor del delito consumado de cultivo y cosecha no autorizados de cannabis sativa.

Asimismo, por falta de pruebas, decretó la absolución de Hermosilla de la imputación del Ministerio Público que lo sindicaba como autor del delito de tráfico ilícito de estupefacientes.

El allanamiento tuvo lugar al mediodía del 3 de abril de 2020. En el patio del inmueble se encontraron tres plantas de entre 1,6 y 3 metros de altura. Además, según la acusación del Ministerio Público, en un cuarto de madera acondicionado había 21 plantas en maceteros y en el dormitorio del imputado se encontraron nueve frascos de vidrio y un recipiente plástico con más de de 2,5 kilos de marihuana a granel.

Tras la deliberación de rigor, en resolución dividida el tribunal integrado por los magistrados Daniela Herrera Faúndez (presidenta), Catalina Lagos Gómez (redactora) y Alejandro González Rodríguez, dio por acreditado tanto la ocurrencia del delito como la participación culpable del imputado en los hechos.

La condena fue adoptada con el voto en contra del magistrado González Rodríguez, quien estuvo por absolver al imputado.

De acuerdo al veredicto, la tesis de la defensa del exclusivo uso medicinal de la cónyuge fue desestimada porque “no consta un tratamiento médico previamente diagnosticado que justifique una cosecha a gran escala y no supervisada como en este caso, afectando el bien jurídico protegido, cual es la Salud Pública y siendo potencialmente generador de otros ilícitos, conjuntamente con los demás argumentos que se expondrán en la sentencia definitiva”.

La audiencia de comunicación de la sentencia, que será redactada por la magistrada Lagos Gómez, quedó programada para las 12.15 horas del domingo 8 de agosto.

La Fiscalía de San Antonio solicitó para Hermosilla dos penas que en total suman ocho años de presidio.

Fundación Daya apoyó al imputado durante el proceso. Su directora ejecutiva, Ana María Gazmuri, se refirió a la decisión del tribunal. “Si no hay tráfico, es cultivo personal, en este caso medicinal. ¿Por qué está absurda condena si no hay delito?”, expresó.

Según se ha defendido Hermosilla, las plantas se utilizan para tratar a su esposa Jennifer Carreño, usuaria medicinal de cannabis que sufre de dolor permanente a causa de una tumoración mamaria.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.