U. de Concepción cancela relanzamiento de libro vinculado a la CAM: expositor se encuentra con arresto domiciliario total

Casa de estudios informó que, aunque el evento no era una iniciativa de la institución, “no puede avalar la realización de una actividad en la que participe alguien que quebrante abiertamente una medida cautelar decretada por una autoridad”.


Luego de que se conociera que este viernes en una sede de la Universidad de Concepción sería relanzado un libro sobre el pensamiento y la acción de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), este martes desde la casa de estudios aclararon, en primer lugar, que la actividad no corresponde a una iniciativa de la institución, para luego informar que el evento fue cancelado por las autoridades universitarias.

Esto último, debido a que uno de los expositores se encuentra actualmente sujeto a la medida cautelar de arresto domiciliario total.

Se trata del libro Chem Ka Rakiduam, que fue lanzado por primera vez en 2019 y que contiene las bases políticas e ideológicas del movimiento para la liberación nacional mapuche. El texto, además, contiene relatos de ataques armados que han realizado desde la CAM en el marco de su reivindicación territorial.

Mediante un comunicado, la rectoría de la UdeC indicó que la presentación del texto en el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales, “no es una actividad oficial de la Universidad de Concepción”, y que, en este marco, “se solicitaron antecedentes a las autoridades de la facultad, quienes indicaron que no es una actividad oficial de la unidad académica, sino una iniciativa de un académico de dicha repartición”.

Agregan que, junto a ello, “se tomó conocimiento de que una de las personas que participaría en la presentación se encuentra actualmente sujeta a la medida cautelar de arresto domiciliario total, en el marco de un proceso judicial en curso”

“Sin perjuicio de la presunción de inocencia, que ampara a toda persona sometida a un proceso judicial, no es posible para la Universidad de Concepción avalar la realización de una actividad en la que participe alguien que quebrante abiertamente una medida cautelar decretada por una autoridad competente”, añadieron desde la casa de estudios.

Finalizan el comunicado señalando que “por esta razón, y privilegiando siempre la seguridad y la integridad de toda la comunidad universitaria, se ha resuelto, de común acuerdo con la Facultad de Ciencias Sociales, suspender la realización de la actividad en cuestión”, que estaba programada para el 2 de diciembre próximo.

Críticas de la UDI

Con antelación a que se informara la cancelación del evento, desde la UDI habían cuestionado la naturaleza del acto y habían solicitado la intervención del Ministerio de Educación para evitar su realización.

En este sentido, los diputados Sergio Bobadilla y Juan Manuel Fuenzalida acusaron al plantel universitario de “estar validando la violencia como método de acción política” al permitir que dicha organización terrorista -cuyo líder, Héctor Llaitul, se encuentra en prisión preventiva por delitos contra la Ley de Seguridad Interior del Estado- realice actividades en sus dependencias.

“Es insólito que se le esté dando tribuna a una agrupación que durante décadas se ha dedicado a infundir terror en la zona sur”, señalaron los parlamentarios a través de un comunicado conjunto.

“Uno puede estar absolutamente de acuerdo con el pluralismo, la libertad de pensamiento y la independencia de las universidades de nuestro país, pero muy distinto es que ofrezcan sus dependencias para que se realice una actividad a cargo de una agrupación terrorista como la CAM, que ha reivindicado como propio una serie de actos delictuales en la zona sur del país, declarándole incluso la guerra al Estado de Chile”, afirmaron los diputados de la UDI.

En este sentido, destacaron que “la única finalidad de este tipo de encuentros es tratar de ‘blanquear’ los actos terroristas que cometen estas organizaciones, y de la cual la universidad se está volviendo cómplice de manera indirecta”.

Por lo mismo, Bobadilla y Fuenzalida emplazaron al ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, a intervenir en el desarrollo de la actividad, sobre todo considerando que el plantel recibe millonarios recursos públicos debido a la gratuidad universitaria a la que acceden sus estudiantes.

“No basta con que la institución educacional se desmarque del fondo del acto, porque el solo hecho de prestar sus instalaciones lo involucra con los organizadores. Por eso es indispensable que el Mineduc no se quede de brazos cruzados y no trate de desentenderse de esta situación. (...) Esperamos que se revierta esta decisión lo antes posible”, agregaron.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Poner en práctica un ritmo pausado a la hora de comer, ayuda al cerebro a asimilar la ingesta de alimento y calmar el apetito.