Agencia de Calidad envía propuesta para clasificar a todos los colegios del país

Entidad despachó metodología al Consejo Nacional de Educación para que se pronuncie. De ser aprobada, la Agencia espera ordenar los colegios de educación básica a fin de año.

La tarde del viernes 12 de julio, poco antes de que acabara el plazo, el secretario ejecutivo de la Agencia de Calidad, Sebastián Izquierdo, envió al Consejo Nacional de Educación (CNED) una propuesta de metodología con la cual se pretende ordenar a los cerca de 12.500 colegios que hay en el país, independientemente del tipo de financiamiento que éste tenga.

El documento será analizado por los distintos expertos de la institución durante los próximos meses y, de ser aprobado, el Ejecutivo deberá “realizar un decreto supremo para que la metodología pueda aplicarse”, cuenta Izquierdo.

Esto, pues una de las principales labores de la agencia, que entró en funcionamiento en octubre del año pasado, es ordenar los colegios bajo criterios de desempeño, para así “determinar cuáles son los establecimientos que necesitan más apoyo y orientación y así poder mejorar la calidad de la educación a lo largo del país”, indica Izquierdo.

Según el encargado de la entidad, la meta es que a fines de este año, al menos todos los colegios que imparten educación básica se encuentren ordenados en cuatro categorías: nivel alto, medio, medio bajo e insuficiente. El límite de cada uno de estos grupos es algo que está siendo estudiado por el CNED en este momento.

Sin embargo, lo que ya está claro es que para poder clasificar a los colegios en estas categorías se ponderarán en un 67% los resultados obtenidos en los últimos tres Simce (2010, 2011 y 2012) y sus estándares de calidad, junto con otros siete criterios no cognitivos, para educación básica, los cuales pesarán en total 33% y cuya ponderación individual también se presentó la semana pasada para ser evaluada (ver infografía).

Entre estos últimos parámetros que ya fueron aceptados de manera general por el CNED, se encuentran la motivación escolar, los hábitos de vida saludable y la asistencia escolar.

Otro criterio que será considerado es el clima de convivencia escolar o bullying. Este tema ha tenido, en el último tiempo, una alta importancia dentro de los colegios y centros de apoderados debido al aumento de denuncias (ver recuadros).

En el caso de los liceos técnico-profesionales, los criterios aumentarán a ocho y la categoría que se sumará es el nivel de titulación. Según datos del Mineduc, en 2010 la matrícula en tercero y cuarto medio en este tipo de establecimientos bordeaba los 204 mil alumnos.

Otro punto que se aborda en la metodología es que los resultados que se obtengan de la ordenación se corrijan con al menos dos criterios, como el nivel de vulnerabilidad y el aislamiento o ruralidad del establecimiento.

Según cuenta Izquierdo, la ordenación se hará todos los años y será por niveles de enseñanza. Es decir, habrá una clasificación para la educación básica y otra para media, independientemente de que un colegio imparte las dos modalidades.

CONSECUENCIAS

Una vez que los colegios estén separados en las categorías, comienza a funcionar otra parte de la agencia, la cual dice relación con las visitas y la orientación que entregarán para mejorar los establecimientos.

Según cuentan en la institución, el mayor trabajo ocurrirá en los colegios que queden en el grupo “insuficiente”. Esto no sólo será informado a los apoderados, sino que, además, se harán visitas evaluativas y se entregarán propuestas a los directores y sostenedores.

Izquierdo cuenta que lo que se entregará serán “recomendaciones indicativas, pero en un sistema donde los directores y sostenedores van a ser clasificados por la agencia y se van a responsabilizar por sus resultados”.

Además, en estos planteles, la Subvención Escolar Preferencial (SEP) estará homologada, por lo cual también se pondrán ciertas restricciones a su uso. Si es que un colegio está por cuatro años seguidos en la categoría insuficiente, perderá el reconocimiento del Mineduc.

Sebastián Izquierdo añade que “el centro de la agencia son los estudiantes. Es por eso que importa que todos los establecimientos, independientemente de su modalidad, entreguen una educación de calidad”, por lo que cualquier tipo de colegio se puede ver expuesto al cierre.

En tanto, los colegios que queden en el nivel “alto” también recibirán la visita de la agencia, pero esta vez para ver a qué se deben los buenos resultados del colegio y se puedan difundir.

Seguir leyendo