Al menos tres mil alumnos del Cruch perdieron gratuidad por exceder duración de carrera

Rectores plantearon al Mineduc preocupación porque esos estudiantes, que se quedaron sin el beneficio este año, no contarían con otros apoyos.

Una de las reglas de la gratuidad en educación superior es que cada beneficiario solo puede recibir financiamiento durante la duración formal de su carrera. Así, si un alumno excede ese periodo pierde esta ayuda y, según los rectores, quedaría sin financiamiento para continuar con sus estudios.

En las universidades del Consejo de Rectores (Cruch), este año ya son más de tres mil los estudiantes que perdieron la gratuidad por exceder la duración de sus carreras y quedaron sin la opción de contar con el Crédito de Fondo Solidario. A ellos se suman otros 2.600 alumnos que perdieron sus becas por el mismo motivo y que también se quedaron sin este financiamiento.

El tema fue tratado con el Ministerio de Educación (Mineduc) y la jefa de la División de Educación, Alejandra Contreras, quien explicó que los estudiantes que han excedido la duración de sus carreras pueden optar al crédito completando el Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (Fuas) hasta el 19 de noviembre.

Durante la sesión del Consejo de Rectores, realizada el jueves en La Serena, Contreras detalló al Mineduc que en 2016 hubo 13.782 jóvenes que perdieron la gratuidad o becas y seguían estudiando en 2017. Y dijo que de ellos, 6.888 accedieron a crédito solidario en 2017 ya que completaron el Fuas.

“Hay que hacer un fuerte llamado a los estudiantes para que estén atentos y postulen. Por ejemplo, quienes en 2018 deberían estar en su último año, pero se han atrasado y puede que vayan a perder beneficios, tienen que postular ahora, antes del 19 de noviembre, para que podamos hacer la asignación. No podemos asignar créditos si no han postulado”.

Contreras explicó que los únicos que pueden acceder al crédito solidario sin postular son quienes tenían esta ayuda estudiantil antes de ser beneficiados por la gratuidad. “Dado que ellos sí postularon en alguna oportunidad al crédito, ahí sí se les puede devolver el crédito sin pasar por esta nueva postulación”.

Postura de rectores

Pese a las explicaciones del Mineduc, hubo autoridades universitarias que no quedaron conformes. El rector de la Universidad Católica del Maule, Diego Durán, indicó que “yo tengo grandes dudas respecto de cómo se va a llevar ese proceso, porque es significativo el número de alumnos que está quedando sin beneficios. La pregunta es cómo logramos que estas nuevas postulaciones se den y en qué momento se van a dar. La incertidumbre es grande y también el impacto económico”.

Otra arista que preocupa en las universidades es que los requisitos para tener el beneficio de la gratuidad no necesariamente serían acordes con la realidad de lo que ocurre en los planteles. El rector de la Universidad Federico Santa María, Darcy Fuenzalida, indicó que “la gratuidad debiera contemplar un año más después de la duración nominal de las carreras, porque el objetivo no sólo es que los jóvenes vulnerables tengan acceso a la educación superior, sino que también obtengan sus títulos, porque de lo contrario ponemos en riesgo a las familias”.

Fuenzalida resaltó que “nosotros advertimos esta situación, no fuimos escuchados y ahora nos enfrentamos a un alto número de estudiantes que no logra terminar sus carreras y que está quedando sin beneficios”.

El director del Centro para la Transformación Educativa de la Universidad Católica, Ernesto Treviño, criticó que “la fórmula que se utilizó para establecer la gratuidad fue lo más barato posible y sin atención a la realidad. Una muestra es que una inmensa mayoría no termina su carrera en el tiempo teórico de duración y la gratuidad estableció financiamiento solamente por ese tiempo y en ninguna parte del mundo es así”.

El académico advirtió, además, que “es necesario que el gobierno plantee una solución de fondo, porque podría ocurrir que los estudiantes que pierden la gratuidad tampoco tienen crédito de fondo solidario, poco acceso a CAE (Crédito con Aval del Estado) y terminen yéndose a la banca privada. Ellos están en el peor de los mundos e igual van a terminar endeudados”.

El vicepresidente del Cruch y rector de la Universidad de Valparaíso, Aldo Valle, planteó que “lo cierto es que en Chile la gran mayoría de los estudiantes no logra concluir sus carreras en el periodo formal, y eso significa que año a año se va a ir incrementando el número de estudiantes que van a necesitar de un instrumento alternativo. Era hasta ahora el Crédito de Fondo Solidario y eso no va a ocurrir, porque la baja del 95% en el presupuesto es muy sustantiva”.

Seguir leyendo