Alvaro Ortiz Vera, alcalde de Concepción: "Necesitamos tener un centro mucho más ordenado"

El edil analiza las convulsionadas semanas de la urbe penquista, tras la ordenanza que sanciona a quienes compren en el comercio ilegal. "El parque automotriz llega a 60 mil vehículos y la ciudad se construyó para menos", dice, frente a la congestión.

Son semanas agitadas para el alcalde de Concepción, Alvaro Ortiz Vera. Ha estado en el centro de la crítica por su radical ordenanza municipal, que multa no sólo a quienes venden en la calle, sino también a los que compran en el comercio ilegal. Además, las protestas por el proyecto Octopus, el estado del transporte público y el mismo Caso Matute han tensionado a la ciudad penquista.

Ortiz Vera pone paños fríos y es directo sobre uno de los temas más candentes: “Respecto del comercio, tengo la convicción de que la inmensa mayoría de los habitantes de Concepción quiere vivir en una ciudad limpia y ordenada”.

Sostiene, además, que la urbe “está recuperando un liderazgo a nivel nacional y que ojalá pueda llegar al nivel de Santiago”.

¿Cree que el plan para erradicar el comercio ambulante de las calles funcionará?

No solamente hemos tratado de ordenar el centro de la ciudad,  sacando a aquellos que venden de manera ilegal, sino que también hemos conversado con los afectados, dándoles la opción de que formalicen su trabajo, como lo hacen miles de comerciantes establecidos. Nosotros nos basamos en una ordenanza municipal de 2007, cuando era alcaldesa Jacqueline Van Rysselberghe, quien también hablaba de poder sancionar a los que compran. Ahora, el trabajo no es solamente sacar multas a quienes compren. Nosotros seguimos con un trabajo de fiscalización a quienes venden y abastecen. Es un proceso más amplio, porque habría sido fácil esconder el problema bajo la alfombra.

Los locatarios del Mercado provisorio acusan que les va mal con las ventas en ese lugar…

En Chile, lamentablemente, de un tiempo a la fecha nos estamos acostumbrando primero a criticar antes de conocer las medidas o las decisiones que se toman. Pareciera que existe un inconformismo con todo. Siempre se parte criticando, antes de conocer si va a resultar o no. Con el nuevo Mercado estamos en un proceso de marcha blanca. Recién van tres semanas desde que se entregaron los locales, por lo que aún no se inauguran y hemos recogido todas esas opiniones. Pero, cuando yo le pregunto a la gente de las cocinerías cómo les ha ido, tienen una opinión distinta. Si no tenemos la voluntad de que las cosas tengan éxito, vamos a partir con el pie izquierdo. Y esa no es la idea.

¿Proyecta a Concepción como una ciudad sustentable, con la cantidad de industrias presentes en la zona?

Sí, considerando que las grandes industrias no están precisamente en la comuna de Concepción. Y nosotros también hemos hecho un trabajo muy fuerte en este ámbito. Creamos la Dirección de Medio Ambiente, que antes no existía. Era un tema que veía aseo y ornato.

¿Cuáles son sus ejes de acción?

Varios. Concepción es una ciudad universitaria y cultural, y queremos ser una ciudad deportiva y también turística. Y para eso debe ser sustentable. Recuperamos el cerro Caracol, que años atrás no era panorama para ir a pasear, porque era peligroso. También es  una ciudad prestadora de servicios. Vienen personas a estudiar o a trabajar y, por lo tanto, necesitamos tener un centro mucho más ordenado, calles despejadas.

¿Cómo hacen frente a las manifestaciones? Hace poco se realizó una marcha nocturna, que dejó destrozos en varios edificios.

Yo creo que Concepción sufre los costos de ser una capital regional. Siempre las manifestaciones se hacen aquí, en la ciudad. Por eso, el año pasado fuimos con Carolina Tohá (alcaldesa de Santiago) y Jorge Castro (alcalde de Valparaíso) a hablar con el Ministro del Interior, que en ese momento era Jorge Burgos, para pedir un plan especial para zonas metropolitanas. Porque cuando hay manifestaciones y se producen desmanes nosotros, con nuestros recursos, tenemos que volver a recuperar luminarias y bancas. Necesitamos ciertas garantías de que el Estado también nos apoyará ante desmanes.

¿Cómo se ha visto el ánimo de los penquistas a más de 10 años del caso Matute?

El caso de Coke Matute marcó a la ciudad de Concepción y a todos los habitantes. Para nadie es indiferente. Todos saben que ocurrió un hecho lamentable y a todos nos gustaría saber qué pasó, quién lo mató, cuáles fueron las razones. Recuerdo claramente cuando salió todo esto,  se llegó a instalar la idea de que en Concepción era peligroso poder salir en la noche a divertirse, porque acá desapareció una persona. Y eso marcó a toda una ciudad, no me cabe la menor duda.

Considerando que Uber llegó a la ciudad, se dice que en Concepción están las tarifas de taxi más caras del país.

Como ciudad prestadora de servicios, el tener un alternativa distinta para taxis es válido, pero debe existir más regulación orque estas aplicaciones vienen para quedarse. Respecto de que si en Concepción están o no las tarifas de taxi más caras, creo que falta regulación y fiscalización. El tema es que nunca está todo el personal para hacerlo. Creo que tenemos que ver en qué hemos fallado nosotros para que esto ocurra.

¿Cómo se está haciendo frente al aumento del parque automotriz?

El parque automotriz llega a casi 60 mil vehículos. Obviamente, la ciudad se construyó para muchos menos, por lo que hemos tratado de mejorar la conectividad. Si nosotros propusiéramos al Ministerio de Transporte  aplicar restricción vehicular, ¿estarán todos de acuerdo?, ¿seremos todos capaces de buscar otra vía de movilización? Ya se lo hemos planteado a la seremi.

¿Era necesaria la construcción del puente Bicentenario antes que el Puente Industrial?

Sí, pero más allá de las prioridades, había que terminar el puente en los tiempos establecidos, para que cumpliera el objetivo. Estuvimos muchos años con un puente a medio construir, con un puente mecano que pudo haber sido entregado a otro lugar del país. Esto nos trajo problemas y nos hizo tristemente conocidos en todo Chile.

#Tags


Seguir leyendo