Bomberos rechaza debate que propone su paso a ser servicio rentado: “Somos voluntarios”

Presidente del organismo, Miguel Reyes, afirma que “nuestra labor es recompensada con el cariño”. Última encuesta Cadem arrojó que el 83% de los consultados apoyan que sean un cuerpo remunerado.

Han sido parte esencial del combate del fuego durante la catástrofe por incendios forestales que vive el país. Pero la magnitud de la emergencia y lo difícil que ha sido controlarla han levantado una vez más el debate sobre la situación de Bomberos en Chile y si deberían, o no, permanecer como voluntarios.

Según los últimos resultados de la encuesta Cadem, el 83% de las personas está de acuerdo con que los bomberos reciban una remuneración y sean financiados por el Estado.

th-cadem-bomberosSin embargo, el presidente de la institución, Miguel Reyes, afirma que, sus miembros, desean seguir siendo voluntarios. “Las cosas que se hacen con espíritu de solidaridad son mucho más efectivas que aquellas que se realizan por una paga. Hemos demostrado durante 165 años que nuestra labor es recompensada por el cariño de la gente. Somos, en esencia, voluntarios”, dice.

Chile, Perú y Paraguay son los únicos países en América Latina donde los bomberos son 100% voluntarios. De hecho, en gran parte del mundo existe un sistema mixto en el que conviven bomberos voluntarios y remunerados.

Para el experto en emergencias Michel De L’Herbe, el sistema que existe en Chile podría mantenerse, siempre y cuando el Estado asumiera una mayor responsabilidad. “Más allá de que Bomberos sean corporación sin fines de lucro, eso no implica que el Estado pueda desligarse de la responsabilidad de destinarle recursos, asegurar su capacitación y, sobre todo, integrarlo con las instituciones que componen la seguridad pública”, asegura el experto.

Incendios forestales

Otro punto de debate ha sido el rol que cumplen los bomberos en incendios forestales, y si verdaderamente están preparados para enfrentar emergencias de este tipo. De L’Herbe señaló que los bomberos “han hecho una gran labor asumiendo una labor en primera línea que debería ser complementaria, pero que se ha transformado en primaria por la debilidad logística del Estado para enfrentar incendios forestales”.

Una opinión similar tiene Christian Venegas, ingeniero en prevención de riesgos: “Los bomberos urbanos no deberían jamás combatir incendios forestales”. Para el experto, los voluntarios urbanos carecen de preparación previa en la academia formativa y de ropa adecuada para el combate directo del fuego. Así, sus labores deberían enfocarse sólo en la protección de las viviendas y los sectores poblados y no en la primera línea junto a brigadistas de Conaf.

En cuanto a la preparación, Susana Fuentes, promotora de Naciones Unidas (ONU) para el programa de Ciudades Resilientes, recalca que “Bomberos debería ser una carrera técnica que fuera de la mano con las Fuerzas Armadas”. La representante de ONU aclara que los voluntarios adolecen de preparación para combatir los distintos tipos de incendios. “No es lo mismo una emergencia química que una forestal; una que pase en poblados rurales o en sectores urbanos”, añade.

Desde la institución concuerdan con esta tesis, pues aseguran que el equipamiento “está adaptado básicamente al combate de incendios estructurales, por lo que sufre daños al ser utilizado en lugares rurales o montañosos”, pero reconocen que en períodos de emergencia Bomberos acude a colaborar en el control de los siniestros.

Para Venegas, “Chile no está a la altura en prevención de incendios forestales”. Lo propio establece la promotora ONU: “Vamos a un futuro que necesita bomberos a tiempo completo, porque cada vez que ocurra un desastre tendremos las mismas complicaciones que ahora”.

Seguir leyendo