Buscan ADN en restos biológicos hallados en bomba enviada a Landerretche

El material está siendo sometido a diversos análisis que permitan dar con el perfil genético del sospechoso y obtener su identidad. Paralelamente, la fiscalía solicitó el listado de todos los alumnos que el alto ejecutivo de Codelco tuvo en la U. de Chile entre 2013 y 2016.

Un elemento clave para esclarecer el móvil del ataque explosivo que el 13 de enero sufrió en su casa el presidente del directorio de Codelco, Oscar Landerretche, maneja desde algunas semanas el Ministerio Público.

Se trata de restos de material genético que fueron descubiertos por personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) mientras realizaban diversos peritajes a la bomba y al lugar donde detonó, en la comuna de La Reina.

La información ha sido manejada con sigilo por el equipo multidisciplinario que encabeza el fiscal de la zona sur, Claudio Orellana, quien indaga todos los bombazos registrados en la Región Metropolitana.

Si bien los restos orgánicos fueron hallados tras el atentado, las diligencias se han extendido por semanas, ya que la policía uniformada está intentando definir un perfil que posteriormente pueda ser cotejado con la información que existe en el banco de ADN. Sin embargo, fuentes ligadas al caso señalaron que aún no se han entregado los resultados. Pero esto no quiere decir que la indagatoria no siga adelante.

Ayer se reveló una nueva línea investigativa que maneja la Fiscalía Metropolitana Sur y que se relaciona con la labor académica que realiza Landerretche en la Universidad de Chile.

Un escrito ingresado al 12 Juzgado de Garantía de Santiago, y firmado por el fiscal Orellana, solicita el listado de todos los alumnos que el ejecutivo de la empresa cuprífera ha tenido en la Facultad de Economía y Negocios.

En ese lugar se desempeña como profesor asistente desde fines de la década de 1990, impartiendo cátedras sobre macroeconomía en cursos de pre y postgrado.

“Se hace necesario contar con el listado de la totalidad de los estudiantes que tuvieron como profesor a don Oscar Landerretche Moreno durante los años 2013, 2014, 2015 y 2016, cualquiera sea la condición académica en que se encuentren actualmente”, señala el texto ingresado por Orellana al tribunal.

En el documento, el persecutor pidió además que la información que le proporcionen incluya “el nombre completo, cédula de identidad y fotografía”, porque existe “la posibilidad de que el atentado fuera en represalia a su actividad como profesor”.

El decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Manuel Agosín, aseguró ayer que colaborarán con la indagatoria que lleva adelante el Ministerio Público.

No obstante, advirtió que por el momento no existe posibilidad de entregar los listados. “Estaremos en receso hasta el primero de marzo y hasta esa fecha no será posible responder a la solicitud”, comentó el académico.

Acción judicial

En tanto, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), Daniel Andrade, reconoció que la fiscalía puede realizar las diligencias que estime necesarias, “pero creo que esta vez están apuntando mal los dardos”.

En ese contexto, el dirigente estudiantil, quien ayer se encontraba junto a otros alumnos repartiendo ayuda en Navidad, tras la emergencia por los incendios forestales, adelantó que analizarán el tema con algunos abogados. “Estamos evaluando futuras acciones legales por la entrega de información personal de los estudiantes. Por ahora, es todo lo que puedo plantear”, añadió Andrade.

La diligencia solicitada por el Ministerio Público cobra importancia luego de la entrevista concedida por Landerretche a una revista interna de Codelco, en la que planteó que la reivindicación del grupo eco-extremista “Individualistas tendiendo a lo salvaje” podría tener otros fines.

“No hay que ser ingenuo con la información que se ha difundido. Es posible que exista un grupo raro de gente desquiciada, pero también es posible que eso sea una fachada”, dijo el ejecutivo.

Seguir leyendo