Cámara pide al Tribunal Constitucional rectificar fallo por objeción de conciencia

Corporación ingresó ayer al TC un documento en el que se acusa al organismo de sobrepasar sus atribuciones.

Un documento de cinco páginas ingresó ayer la Cámara de Diputados al Tribunal Constitucional (TC) para pedir al organismo que rectifique el fallo del pasado 28 de agosto sobre la despenalización del aborto en tres causales, específicamente en torno a la objeción de conciencia.

La Cámara se hizo parte de los alegatos ante los ministros para contraargumentar los dos requerimientos de Chile Vamos, que buscaban bloquear la iniciativa. Por ese motivo la Corporación hizo ayer la solicitud, que es firmada por el presidente en ejercicio de la Cámara, Enrique Jaramillo (PPD), ya que Fidel Espinoza (PS) se encuentra en Asia.

El TC había rechazado esos requerimientos de la oposición. Sin embargo, acogió la impugnación que hizo Chile Vamos de la objeción de conciencia, que en el proyecto impulsado por el gobierno no se planteaba como una opción institucional.

En concreto, los ministros del TC habían resuelto eliminar del párrafo del artículo 119 ter un concepto que, según parlamentarios oficialistas, cambia el sentido de lo aprobado por el Congreso.

En ese artículo se hacía alusión a que la “objeción de conciencia es de carácter personal y en ningún caso podrá ser invocada por una institución”. La frase “en ningún caso” fue suprimida de ese párrafo, con lo cual el TC abrió paso a que instituciones puedan abstenerse de prestar esos servicios a mujeres en las tres causales.

Así, en el escrito de la Cámara se plantea que el TC no tiene competencia “para escribir el texto en la forma que, según el tribunal, debiera quedar”. Y se agrega: “El TC sobrepasó claramente sus atribuciones”.

Otros argumentos que se esgrimen en el escrito de la Cámara son que “el TC adopta una resolución inédita sobre la forma de sus sentencias, que es de insospechadas implicancias”. Esto, además de señalar que el organismo se “inmiscuyó” en tareas propias de los legisladores.

En ese sentido, la Cámara pide explícitamente “un recurso de reconsideración y disponer que se elimine el punto tercero de la sentencia de autos rol 3729 (3751)-17-CPT”.
Ayer, además, los senadores Felipe Harboe (PPD), Pedro Araya (ind.) y Alfonso de Urresti (PS) entregaron una carta de cinco páginas al presidente de la Cámara Alta, Andrés Zaldívar (DC), para reclamar, de manera institucional, por lo que han denominado como un actuar “colegislativo” que se habría atribuido el TC en el fallo, es decir, el mismo argumento planteado ayer por la Cámara en el escrito enviado al organismo.

Según Harboe, este carácter del TC ya se venía dando desde la Ley Emilia y la normativa sobre control de armas.

De hecho, el parlamentario alista una iniciativa para restringir las atribuciones del TC. “Es un precedente nefasto para efectos de la legislación”, dijo ayer Harboe.
En la misiva de los senadores, además, también se manifiesta la necesidad de analizar en una sesión especial de la sala de la Cámara Alta las implicancias de la sentencia del TC.

En medio de este escenario, en el gobierno están centrados en crear los reglamentos para garantizar la entrada en vigencia del aborto en las tres causales definidas: riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación.

En paralelo, desde La Moneda no descartan insistir en la prohibición de objeción de conciencia institucional, lo que podría concretarse a través de un proyecto de ley. Sin embargo, en el Ejecutivo sostienen que los tiempos legislativos que le quedan a la administración de la Presidenta Michelle Bachelet son acotados como para recurrir a esa alternativa.

Seguir leyendo