Cambios a Ley de Inclusión permitirán a sostenedores arrendar por tres años más

Gobierno alista modificaciones que ingresarán en la llamada “ley miscelánea”. Colegios subvencionados valoran la apertura, pero señalan que no es suficiente.

La Ley de Inclusión que elimina paulatinamente el copago, el lucro y la selección en establecimientos que reciben fondos públicos, obliga a los colegios que quieren seguir siendo subvencionados a convertirse en fundaciones a diciembre de 2017. Además, exige que sostenedores compren el terreno e inmueble donde funciona su colegio a mas tardar en 2020. Sin embargo, uno de los principales problemas denunciados fue que los plazos para esto no alcanzaban.

Las advertencias no sólo provenían de sostenedores, sino que también de la oposición y desde el interior de la misma Nueva Mayoría. Incluso, un grupo de senadores oficialistas envió una carta al Mineduc solicitando modificaciones a la normativa. Finalmente, el gobierno accedió a abordar este problema y es así como en el proyecto de ley miscelánea -que ingresaría en los próximos días al Congreso y modificará varias leyes- se permitirá arrendar el inmueble donde funciona el recinto por tres años más.

Además, en marzo del próximo año vence el plazo para que los sostenedores notifiquen al Mineduc si continuarán siendo subvencionados, pero este mencionado proyecto de ley modificará el plazo a junio de 2017, con el objetivo de que los sostenedores tengan más tiempo para decidir.

El senador Andrés Zaldívar (DC) fue uno de los que firmó la misiva enviada al gobierno exigiendo las modificaciones. “Lo que pasó es que el gobierno por fin se abrió a resolver una situación que por meses se la hemos estado planteando: así como está la Ley de Inclusión, es un sistema que es imposible que funcione”, señaló el senador falangista, quien agregó que “muchos establecimientos pasarían a ser particulares pagados o cerrarían bajo las actuales condiciones”.

En tanto, el senador Carlos Montes (PS) señaló que “los plazos no calzaban, aún faltan reglamentos y había que encontrar un modo de resolver todo eso”.

Eso sí, advirtió que al permitir los arriendos por un tiempo más, se deben “considerar mecanismos para verificar que los estados financieros muestren que no se está sacando lucro”.

En tanto, desde la oposición el diputado Jaime Bellolio (UDI) señaló que “es bueno que el gobierno se dé cuenta de que la implementación de la ley es imposible”, pero advirtió que hay otros temas que deben resolverse: “Muchos sostenedores dicen que tendrían que transformarse sin tener certeza de que el banco les va a prestar la plata para comprar. No hay ningún banco que esté disponible para entregar préstamos en las condiciones que plantea la ley”.

En tanto, los sostenedores exigen que las modificaciones también incluyan otros aspectos de la normativa de Inclusión. “Es positivo que se extienda el plazo para arrendar, pero no es suficiente. Necesitamos que se reconsidere el plazo de los créditos bancarios, porque 25 años es mucho tiempo, y también el monto máximo de la cuota que se puede impetrar a la subvención, que es de un 25%”, señaló Hernán Herrera, director de colegios Particulares de Chile A.G..

En tanto, la ley miscelanea también abordará modificaciones a la carrera docente. Por un tema de redacción, las universidades acreditadas que actualmente no tienen pedagogía no tendrían permitido abrir dicho programa, lo que se resolverá con este proyecto.

Seguir leyendo