Camioneros argentinos bloquean refinerías de petróleo y Cristina K adelanta regreso desde Brasil

El gremio inició hoy y por 72 horas la medida de presión contra el gobierno por demandas salarias. Se temen problemas de abastecimiento para las próximas horas.




El Sindicato de Choferes de Camiones argentino bloqueó hoy las principales refinerías de petróleo en abierto desafío a la conciliación obligatoria dictada el lunes por el Ministerio de Trabajo tras el fracaso de las negociaciones por recomposición salarial, que se enmarca en una disputa mayor entre la central obrera y el gobierno de Cristina K.

La medida que durará 72 horas obedece a demandas salariales del sector  y ya los dueños de bencineras anunciaron que la falta de combustible se sentirá mañana en varios puntos del país, según reportó la agencia Noticias Argentinas, mientras que el gobierno analiza medidas.

Frente a este escenario el Ministerio del Interior anunció que la Presidenta, Cristina Fernández, anticipará su retorno de la cumbre de Río+20 en Brasil para hacer frente al conflicto, consigna Ansa.

COMITE

Para enfrentar la actual situación el gobierno argentino armó hoy un comité de crisis. Según detalla diario Clarín, el objetivo es poner en marcha un operativo en todo el país para intentar restablecer la provisión de gas y combustibles. "Estamos coordinando las distintas acciones para resolver los temas más urgentes en la provincia y en todo el país. La medida de fuerza no puede comprometer la vida de los ciudadanos", dijo al diario el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto.

El secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, agregó que lo importante es "asegurar el abastecimiento, no nos vamos a dejar amedrentar ni extorsionar", apuntó.

Ayer el vicepresidente, Amado Boudou, anticipó que si el gremio de camioneros insistía con realizar la protesta pese a la conciliación obligatoria aplicaría la Ley de Abastecimiento.

Pablo Moyano, titular del sindicato de camioneros e hijo del secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, demanda un incremento del 30% del salario, además de la derogación del Impuesto a las Ganancias en los sueldos de los trabajadores y los límites para percibir subsidios sociales.

Moyano padre, hasta el año pasado aliado del gobierno, está hoy enfrentado a Fernández por estas mismas exigencias que reclama para todos los trabajadores argentinos.

Durante la gestión de Fernández y la precedente de su marido, el fallecido Néstor Kirchner, los trabajadores volvieron a recuperar un espacio de protagonismo, tras años de políticas neoliberales, y se reactivaron las negociaciones paritarias de incremento de los salarios, a la par de la inflación -de un 8% según el gobierno y de alrededor del 25% de acuerdo con consultoras privadas-.

El 12 de julio habrá elecciones en la CGT, cuando Moyano espera renovar mandato, aunque un bloque importante sindicatos, que busca acercarse al gobierno, asegura tener la fuerza para conducir la central obrera. La otra posibilidad es que se produzca, como en otras épocas, un quiebre en esa entidad.

Los camioneros bloquean los accesos de las refinerías de Dock Sud, La Matanza, La Plata, Campana y Junín, en la provincia de Buenos Aires; Luján de Cuyo, en la de Mendoza; San Lorenzo, en Santa Fe; Refinor, en Tucumán, y Monte Cristo, en Córdoba.   

En el marco de las advertencias del gobierno, Pablo Moyano le dijo al gobierno que "no se le ocurra hacer un desalojo o tocar a un trabajador".

"Creíamos que la señora Presidenta venía para hacer un anuncio positivo de cambio en el Impuesto a las Ganancias, pero no, es más de lo mismo. Es un capricho esperar después del 12 de julio cuando hay elecciones en la CGT para anunciar cambios en el Impuesto a las Ganancias", manifestó el dirigente en declaraciones al canal local TN.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Aunque se trata de una investigación básica realizada en ratones, el científico que dirige el estudio, Baptiste Piqueret, asegura que los resultados "son prometedores".