Canciller brasileño dice que esposa de Zelaya pidió refugio




El ministro de Relaciones Exteriores  brasileño, Celso Amorim, afirmó que fue la mujer del Presidente  constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, quien pidió refugio  para su marido en la Embajada de Brasil en la capital de  Tegucigalpa.

Amorim también aseguró que "ayudaremos" en las negociaciones  para que el Presidente Zelaya regrese al poder.

El canciller contó a la prensa de su país, desde Nueva York,  que alrededor de una hora antes de que Zelaya fuera a la sede  diplomática brasileña en Honduras, una diputada contactó al  encargado de negocios, Enio Cordeiro, y pidió que la mujer de  Zelaya fuera recibida allí.

"La mujer de Zelaya dijo que él estaba en las cercanías y  preguntó si su esposo podría ir hasta la Embajada de Brasil.  Zelaya, entonces, fue autorizado", dijo Amorim.

"Estamos dando abrigo y vamos a ayudar (en las negociaciones  para que Zelaya vuelva al poder), si así se nos pide", aseguró  el canciller brasileño.

Amorim también dijo que el regreso de Manuel Zelaya podrá  facilitar las negociaciones para que la impase entre él y el  gobierno interino, comandado por Roberto Micheletti, sea  resuelto.

El canciller brasileño aseguró que no tuvo contactos con el  gobierno de Micheletti sobre el regreso de Zelaya y pidió al  secretario general de la Organización de Estados Americanos  (OEA), José Manuel Inzulza, que realice esos contactos.

También pidió que el embajador de Brasil en Washiington,  Antonio Aguiar Patriota, hable con la Casa Blanca para contactar  al gobierno interino en Honduras.

El ministro auguró que el gobierno de Michelletii mantenga  "la integridad de Zelaya, de la embajada brasileña y sus  empleados".

Amorim aclaró que la situación de Zelaya no es una situación  de "asilo", sino que el presidente constitucional de Honduras  "goza de todas las prerrogativas de cualquier persona en una  situación con esta".

El canciller reafirmó que el gobierno brasileño siempre  defendió la vuelta pacífica de Zelaya al poder.

"Siempre dijimos que queríamos una solución rápida y  pacífica", completó Amorim en Nueva York, según consignó Agencia  Brasil.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..