Cancillería: 8.600 haitianos llegaron en el último mes

Director general de asuntos consulares y de inmigración informó a la Cámara que este año, entre enero y el 26 de julio, ingresaron 44 mil ciudadanos de ese país.

El ingreso de inmigrantes al país no para. Muestra de ello es que “más de 8.600 haitianos entraron a Chile en el último mes”, dijo ayer el director general de asuntos consulares y de inmigración del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Appelgren.

La información fue entregada por el diplomático en la Cámara de Diputados, hasta donde llegó para dar cuenta de la posibilidad de comenzar a exigirles visa a las personas que viajen desde la isla caribeña a Chile.

“Eso está en estudio y no se ha definido, así que vine a informar sobre el particular”, explicó Appelgren, tras la sesión, donde señaló que el tema está siendo analizado por el Ministerio del Interior. También precisó que desde el 1 de enero al 26 de julio reciente han ingresado al país 44.846 ciudadanos haitianos, situación que, según el funcionario de la Cancillería, “se ha ido acentuando exponencialmente” en los últimos meses.

Sin embargo, lo más complejo dice relación con varias investigaciones de la fiscalía relativas al ingreso de ciudadanos de ese país a Chile. Según el diplomático, “actualmente hay 16 indagatorias del Ministerio Público que tienen relación con el tema de trata y tráfico de personas a Chile”.

La cifra total de inmigrantes en Chile, que se maneja oficialmente, bordea los 477 mil foráneos. Según un informe de la PDI, dado a conocer en febrero pasado, en 2015 hubo 9 mil ciudadanos haitianos que solicitaron visa, mientras que en 2016 la cifra aumentó a 24.744.

Appelgren agregó que la diplomacia chilena está “en conversaciones con las autoridades haitianas para ver cómo podemos ordenar el flujo de inmigrantes haitianos, entendiendo que Chile es un país que necesita de la inmigración, pero que sea ordenada, segura y regular”.

Y añadió que lo importante es velar “por los derechos, el bienestar y la prosperidad de los migrantes, no para que sean explotados o víctimas de la trata de personas u otros delitos”.

Diputados preocupados

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara, Luis Rocafull (PS), sostuvo que Appelgren les explicó la dramática situación que viven algunos inmigrantes haitianos en Chile. Si bien el parlamentario resaltó que nuestro país tiene la mejor disposición y las puertas abiertas para los inmigrantes de todos los países, reconoció que hay preocupación por la forma en que se están llevando a cabo acciones “inescrupulosas” en Haití.

“Incluso con líneas aéreas que se han establecido aquí, justamente para traer a gente desde allá”, comentó el legislador, quien se mostró sorprendido por la forma en que los haitianos deben vivir una vez que llegan al país.

“Algunos están siendo explotados, podemos catalogarlo como esclavitud, y en eso no podemos estar de acuerdo; Chile es un país que respeta los derechos humanos”, afirmó Rocafull.

El diputado señaló que la comisión que encabeza considera que el gobierno tiene que tomar decisiones enérgicas. “A muchos haitianos se los trae de forma engañosa, los incentivan con que, a cambio de un buen trabajo, tendrán que deshacerse de todos sus bienes para venirse a nuestro país, y la verdad es que se ven enfrentados a una situación paupérrima”, recalcó el parlamentario.

La diputada Marcela Sabat (RN), integrante de la misma comisión, dijo que Chile no puede vulnerar las obligaciones internacionales contraídas por el Pacto de Derechos Civiles y Políticos, “y debe ser capaz de acoger a los migrantes, tal como lo hicieron otros países con nuestros compatriotas”.

Agregó que “es evidente que se debe regular el fenómeno migratorio y en ello el gobierno se está lavando las manos, para no evidenciar sus diferencias”.

Seguir leyendo