Centenario de Coloane se celebra con dos libros de viajes inéditos

Fallecido en 2002, el autor de El último grumete de la Baquedano cumpliría en julio 100 años. Como homenaje, se prepara el lanzamiento de las crónicas de viaje Galápagos y Viaje al este, más un volumen de fotografías y una nueva versión de El guanaco blanco.

Corría 1981 y Francisco Coloane llegaba a Chile después de vivir un par de años en Nueva Delhi, India. Al poco tiempo lo invitaron a Ecuador para participar en un encuentro literario. De inmediato aceptó. Era la oportunidad que estaba esperando durante décadas. Movió sus contactos y después de pasar un par de días hablando de libros en Guayaquil, se embarcó hacia su verdadero destino: las Islas Galápagos. Arrastraba la obsesión de visitarlas hace décadas. Por supuesto, volvió con un libro sobre los seis días en que cumplió su sueño. “Francisco vivió una vida entera conmigo pensando en las Galápagos”, cuenta su viuda, Eliana Rojas, quien hoy está embarcada en la edición del libro sobre las islas. Trabaja contra reloj, pues pretende publicarlo alrededor del 19 de julio, cuando se cumplan 100 años del nacimiento de Coloane. Titulado Galápagos, será uno de los libros que celebrarán el centenario del autor de Tierra del Fuego. No será el único.

Editorial Alfaguara publicará la novela Cazadores de indios, nueva versión de El guanaco blanco, y Viaje al este, crónicas del recorrido de Coloane por la Unión Soviética. Además, Ocho Libros prepara La narrativa de Coloane, elementos de un discurso ecológico, con fotografías del paisaje de la obra del escritor.

Novelas y viajes
Nacido en Quemchi, Chiloé, el 19 de julio de 1910, Coloane dedicó su obra a retratar la naturaleza salvaje de Tierra del Fuego. Libros como Cabo de Hornos, Golfo de Penas y El último grumete de la Baquedano, llevaron a la crítica europea a llamarlo el “Jack London de Sudamérica”. Ganador del Premio Nacional de Literatura a los 54 años, Coloane falleció en Santiago en agosto de 2002. Siguiendo sus instrucciones, sólo ocho personas estuvieron en su funeral. Tres días después de ser cremado, su muerte fue comunicada públicamente.

Muerto Coloane, su viuda empezó a bucear en los papeles que dejó. Buscaba inéditos. El año pasado publicó el volumen de cuentos Antártico. En 1996 había rescatado, vía Lom, El guanaco blanco, novela terminada por Coloane en 1978 en Nueva Delhi. “No pasó mucho con ese libro”, recuerda Eliana Rojas. Historia brutal de la caza de los Onas en la Patagonia por empresarios británicos, en Italia apareció bajo el título Cazadores de indios. Así saldrá ahora en Chile. “Hice algunos cambios, acortamos la narración de las leyendas e hice otros ajustes generales”, dice la viuda.

Viaje al este, en tanto, está al cuidado del hijo: Juan Francisco Coloane trabaja con las crónicas que su padre escribió sobre la Unión Soviética, la que recorrió entre 1958 y 1959, tras participar en la Conferencia de Escritores de Asia y Africa en Tashkent. Convencido comunista, Coloane relata el paisaje general del socialismo real viajando por grandes ciudades y pequeños pueblos. En Ucrania se dio el tiempo para visitar a la familia de Volodia Teitelboim.

La publicación de Galápagos también será la inauguración de la editorial Navegación e Ideas, expresamente creada para dar salida a inéditos de Coloane. El primero está formado por una serie de crónicas de asombro. Coloane, con volúmenes de Melville y Darwin sobre Galápagos bajo el brazo, cae “hechizado y encandilado por el paisaje de esta isla”.

Seguir leyendo