Con éxito cerró ayer "Diario Físico de un Viaje" del Festival Santiago a Mil

Un recorrido por los principales edificios históricos de la capital con un montaje sencillo y emocional encantó desde santiaguinos hasta extranjeros.




Un subterráneo del Palacio de Tribunales nunca antes visto. Una Vicaría de la Solidaridad remozada. Son algunas de las escenas que mostró en terreno "Diario Físico de un Viaje", parte del Festival Santiago a Mil, que culminó ayer su paso por los principales edificios históricos del centro de Santiago.

Comenzó en la Vicaría de la Solidaridad, donde cuatro mujeres representaban a las arpilleristas, las que nacieron en Chile después de 1973 y fueron madres, esposas y hermanas de los detenidos desaparecidos, las que mediante su arte relataban su realidad.

El próximo paso era en el Palacio de Tribunales, donde Servando Vicencio mostró sus dotes en la rayuela, en medio del pasillo principal del edificio. Luego, el público bajó hasta el subterráneo del edificio, en donde jóvenes y mujeres ya algo mayor, transmitieron las expresiones a través del tacto, en medio de un clima hasta fantasmal en ocasiones.

La próxima parada es la sede del ex Congreso, donde se protagoniza la necesidad de la naturaleza nacional, las maderas y los frutos.

Y el recorrido termina en el edificio de Correos de Chile, donde cuatro hombres representaron la tradición chilena del trabajo con la piedra. Los canteros han traspasado su oficio de generación en generación.

Así se pone fin a un recorrido cargado de emociones por el casco histórico de la capital, y que pone fin a un montaje parte del Festival Santiago a Mil.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.