Denise Rosenthal busca el salto definitivo con nueva etapa

La ex Amango hoy es prioridad de una multinacional, algo atípico en la actual escena chilena, y desea conquistar escenarios como Viña.

Denise Rosenthal (26) se ríe, se ve contenta, instalada en una de las oficinas del sello Universal Music en Santiago. Tiene razones para exhibir tal espíritu: una de las multinacionales del disco que aún funciona en el país la fichó como artista de su catálogo. Un gran paso, considerando que su debut solista (Fiesta, de 2013) lo hizo de forma independiente y que hoy los artistas chilenos son cada vez menos considerados por las grandes discográficas.

“Estoy muy agradecida y me siento afortunada. Y lo tomo como un desafío personal para poder desarrollarme como artista y seguir perfeccionándome”, comenta. “Igual es una presión y una responsabilidad súper importante. Universal tiene una plataforma y una potencia como la de un león dentro de la industria de la música”, agrega.

Por lo demás, el acuerdo es algo atípico en tiempos de plataformas digitales, principal ruta de expansión de las figuras del pop. Eso sí, en su caso, esta nueva vida busca un sólo gran anhelo: tras un pasado de estrella adolescente en Amango, donde personificaba a La Feña, Rosenthal hoy quiere consolidar una carrera con otras ambiciones, más en sintonía con las grandes luminarias del cancionero anglo de la actualidad.

Para ello, ya estrenó un single de nombre apropiadísimo, también junto a un video: Cambio de piel. Una delicada melodía pop con tintes de funk y R&B, convertido en el primer adelanto de su próximo álbum. “El tema es súper autobiográfico”, dice la también actriz. Luego apunta: “Es todo lo que yo quería en una canción. Está el trabajo bien realizado, suena orgánico, contundente y me gustan los arreglos musicales”.

Para la producción del sencillo, y para sus nuevos pasos, Rosenthal reclutó a Marcelo Aldunate, quien ha sido productor en discos de Camila Moreno y Manuel García, entre otros. Además, posee una extensa trayectoria en radios (fue director de Rock & Pop y Radio Uno). “El es un hombre que sabe, es muy consciente de su labor, y es tan exigente como yo”, explica Rosenthal sobre su opción. “Es una persona sumamente enriquecedora en términos musicales y personales. Fue como un guía, estaba súper dispuesto”.

Referentes

Aunque el disco no tiene fecha de lanzamiento, se baraja la opción de estrenarlo en el primer semestre de 2017. Para ello, la cantante ya tiene varias canciones en las que se encuentra trabajando con su estrecho grupo de colaboradores. Por estos días, además, se define el nombre de los productores que trabajarán en ese título, sin descartarse un profesional extranjero.

“Siento que mi primer álbum fue una búsqueda bien distinta a cómo estoy haciendo hoy las cosas. Mis procesos han sido muy mediáticos, no han sido como los de artistas que buscan una exploración, sino que yo todo lo he hecho visible: mis equivocaciones, atreverme a hacer cosas que no hacía, etc. Esta vez dejé que todo fluyera”, cuenta la mujer tras Dance.

Por otro lado, la joven no se amarra a ningún estilo. “Mi música es de una multiculturalidad constante”. Sus influencias van desde el pop anglosajón, pasando por la fusión latinoamericana, hasta el R&B y el jazz. Y para ello la cantautora nombra algunos de sus referentes: “Susana Baca, una cantante afroperuana maravillosa. También Totó la Momposina, Ella Fitzgerald, Etta James”.

Además de algunas aspiraciones que guardan relación con lo interpretativo – “quiero seguir mejorando el canto”, puntualiza-, también hay un deseo de explotar a la masividad. De hecho, no oculta sus ganas de debutar en solitario en el Festival de Viña, donde pasó en 2008 con Amango.

“Si, me encantaría (regresar). Creo que es un escenario súper importante. Con Amango lo pasé mal, porque básicamente era una niña y no estaba preparada técnica ni profesionalmente”, cierra.

Seguir leyendo