Denuncian secuestro del padre de uno de los detenidos por el caso Moyano

El padre de Freddy Fuentevilla, detenido por el asalto al Banco Security donde murió el cabo Moyano en 2007, fue interceptado en Valparaíso y retenido por más de una. El abogado de la familia interpuso una demanda judicial por el hecho.




Un grupo de familiares de las personas detenidas por el asalto perpetrado en octubre de 2007 al Banco Security, en que murió el cabo Luis Moyano denunció que el padre de uno de los presos fue secuestrado por un grupo de desconocidos en Valparaíso.

Se trata de Juan Fuentevilla, de 73 años, el padre de Freddy Fuentevilla. Según el relato del abogado Humberto Le Marie, el secuestro tuvo lugar el pasado 5 de enero en las cercanías del Congreso Nacional cuando Fuentevilla fue interceptado por tres sujetos abordo de un vehículo color rojo.

Según el abogado, "estos individuos lo subieron a un vehí­culo y lo tuvieron retenido durante una hora y media. El modus operandi, fue subirlo al automóvil, pedirle su identificación, a lo cual por su avanzada edad y su enfermedad no opuso resistencia". Agrega que el vehículo era seguido por otro aurtomóvil, con el que los sujetos se comunicaban vía radio.

Si bien a Fuentevilla no se le habría agredido, sí se le amenazó con afirmaciones como "tranquilo, ya vas a saber de qué se trata" y "cómo se te ocurre andar solo por las calles".

El pasado 27 de enero en el Juzgado de Garantía de Valparaíso, el abogado Julio Cortés interpuso una querella contra quienes resulten responsables. El magistrado solicitó una variedad de diligencias, entre las que se encuentra la revisión de los registros de las cámaras de seguridad ubicadas en el sector.

Según el abogado, "sospechamos de agentes de servicios de inteligencia, de organismos policiales y, por los rasgos físicos que describe el papá de Freddy, podría responder a uniformados, pero es alfo que la investigación tiene que determinar".

Según la esposa del secuestrado, Dina Saa, su marido fue regresado a la puerta de su casa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

“Es lamentable esta falta de civilidad, que incluso tiene pena de cárcel”, dijo la jefa comunal Daniela Peñaloza.